Blog de Cine

Las Mejores Secuelas de la Historia del Cine: ¿Segundas Partes nunca fueron Buenas?

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 9.4/10 (5 votes cast)

¿Cuales han sido las mejores secuelas de la Historia del Cine? Siempre hemos escuchado la afirmación “segundas partes nunca fueron buenas“, una frase hecha que encaja perfectamente en el mundo del Séptimo Arte; “Regreso al Futuro 2″, “El Señor de los Anillos: las Dos Torres”, “2046”, “48 Horas Más”, “Matrix: Revolutions”, “Conan el Destructor”, “Indiana Jones y el Templo Maldito”, “French Connection 2″…y un sinfín de películas más. Unas han sido bochornosas; otras han sido dignas sucesoras de sus primeras partes, aunque netamente inferiores; y muy pocas han logrado mejorar lo anteriormente ofrecido.

En una época en la que los guionistas de Hollywood parecen haberse quedado sin ideas; en una industria que persigue multiplicar sus ingresos repitiendo fórmulas que perdieron su razón de ser desde el momento en que empezaron a ser copiadas; precisamente en este momento en que está de moda hacer secuelas sistemáticamente peores que sus predecesoras, he decidido hablar de las excepciones que confirman la regla. Porque aunque las secuelas en cine sean sinónimo de ínfima calidad cinematográfica, existen contadas ocasiones en que superan a sus antecesoras.

.

.

.

De todas ellas, estas son mis favoritas:

5) Mad Max 2: El Guerrero de la Carretera (Mad Max 2: The Road Warrior, 1981)

Dirección: George Miller

Guión: James McCausland, George Miller

Reparto: Mel Gibson, Joanne Samuel, Steve Bisley, Hugh Keays-Byrne

Fotografía: Dean Semler

Duración: 93 Min.

“Mad Max” es una de esas películas que permanecen en la memoria colectiva de una manera más emocional que cinematográfica. La historia de un hombre que pierde a su mujer a manos de unos indeseables llamó tanto la atención del público como su atractivo y desconocido protagonista, un jovencísimo Mel Gibson. Un futuro postapocalíptico, aparentemente no muy alejado en el tiempo de nuestro presente,  y unos malos muy malos aportaron su granito de arena para convertir “Mad Max, Salvajes de Autopista” en una película de culto.

George Miller, director debutante, supo ver el potencial de su primera película, un film independiente australiano que, a pesar de su escasa distribución, fue captando lentamente la atención de la industria cinematográfica. Conocedor de los puntos fuertes de su debut, Miller escribió una segunda parte más oscura, pesimista y violenta; vistió a Mel Gibson de superhéroe postapocalíptico y le rodeó de una serie de personajes a cual mas bizarro (sobre todo, unos malvados realmente inquietantes); y mantuvo con gran acierto -quien sabe si voluntariamente o sencillamente por razones de presupuesto- la estética cutre de su antecesora. Si nos detenemos un momento y echamos la vista atrás, nos daremos cuenta de que recordamos con más nitidez “El Guerrero de la Carretera” que “Salvajes de Autopista”.

4) El Imperio Contraataca (The Empire Strikes Back, 1980)

Dirección: Irving Kershner

Guión: Leigh Brackett, Lawrence Kasdan

Reparto: Harrison Ford, Mark Hamill, Carrie Fisher, Alec Guinness

FotografíaPeter Suschitzky

Duración: 124 Min.

A pesar de ser cronológicamente el quinto episodio de la saga y componente de la segunda trilogía (la primera nunca debió existir), la película que nos ocupa es en realidad la segunda parte de “La Guerra de las Galaxias”. Ésta supuso una revolución en el mundo del cine, tanto por sus efectos especiales como por el micromundo creado por George Lucas para la ocasión.”La Guerra de las Galaxias” fue innovadora, fresca, original y rompedora, pero fue superada contundentemente por “El Imperio Contraataca”, una secuela que se benefició del trabajo sucio que había realizado su antecesora: presentación de los personajes y contextualización de la lucha entre el el bien y el mal que protagoniza el argumento.

La película dirigida por Irving Kershner supera en todas las parcelas a la dirigida por George Lucas gracias a las mejoras técnicas y un magnífico desarrollo de los personajes, conflictos interpersonales, y la filosofía (casi una nueva religión) que sobrevuela todo el metraje. Pero si por algo destaca “El Imperio Contraataca”, comparándola con la película que inició la saga, es por su guión; en esta ocasión, George Lucas, consciente de sus limitaciones como escritor, deja en manos de Leigh Brackett (“El Sueño Eterno”, “Río Bravo“, “Hatari!“) y Lawrence Kasdan (un año después escribiría “En Busca del Arca Perdida”) el libreto de esta magnífica continuación; se nota.

3) Antes del Atardecer (Before Sunset, 2004)

Dirección: Richard Linklater

Guión: Richard Linklater, Ethan Hawke, Julie Delpy (Historia: Richard Linklater Kim Krizan)

Reparto: Ethan Hawke, Julie Delpy

Fotografía: Lee Daniel

Duración: 80 Min.

Después de ver “Antes del Atardecer” (1995) parecía inimaginable que Richard Linklater y compañía fueran a sorprendernos 10 años después con una secuela de esta maravillosa y, por aquel entonces, irrepetible experiencia. Sin embargo, tanto director como actores, más que satisfechos tras el primer encuentro en Viena entre Celine y Jesse, decidieron llevar la experiencia a París.

Ethan Hawke y Julie Delpy propusieron a Richard Linklater una secuela; no solo se habían hecho amigos después de su primer trabajo juntos, sino que además se sentían totalmente identificados con sus personajes; por otra parte, habían estado fantaseando en los últimos tiempos sobre cómo sería la vida de Jesse y Celine después de 10 años desde la última vez que se vieron. Si “Antes de Amanecer” reflejaba brillantemente un amor fugaz de adolescencia, “Antes del Atardecer” se beneficia de la madurez tanto artística como personal de sus responsables y representa, como pocas veces se ha visto en cine, la vida, forma de pensar, decepciones y la transformación de dos personas inmersas en la treintena, que no han visto cumplidos sus sueños de juventud.

2) Kill Bill Vol. 2 (Kill Bill Volume 2, 2004)

Dirección: Quentin Tarantino

Guión: Quentin Tarantino

Reparto: Uma Thurman, David Carradine, Darryl Hannah, Michael Madsen, Lucy Liu, Michael Parks, Gordon Liu

Fotografía: Robert Richardson

Duración: 137 Min.

Después de sorprender a sus detractores con “Jackie Brown” y demostrar que también sabía rodar películas basadas en estructuras narrativas clásicas, Quentin Tarantino se tomó un respiro y empezó a idear lo que sería su próximo proyecto. El director de Knoxville Tennessee se puso manos a la obra y acabó elaborando una historia que satisficiera sus inquietudes como admirador de la serie b japonesa y como director de cine. A pesar de tratarse de una película bien rodada, y hacer gala de muchas de las señas de identidad que hicieron famoso a su director, “Kill Bill, Vol. 1” decepcionó ligeramente a los seguidores de Quentin.

Todo cambió cuando fue estrenado el segundo volumen, un film que retomaba la historia de venganza iniciada en la primera entrega, pero dotado de una personalidad mucho mas arrolladora. Tarantino dedica más tiempo al desarrollo de sus personajes, escribe un puñado de magníficos diálogos marca de la casa -poco presentes en la primera parte-, y da rienda suelta a su imaginación para rodar una película ambiciosa, divertida, trepidante e ingeniosa. Además, está repleta de momentos impagables como el adiestramiento del maestro Pai Mei y todos y cada uno de los enfrentamientos entre “La Novia” (Uma Thurman) y los esbirros de Bill.

1) El Padrino Parte II (The Godfather Part II, 1974)

Dirección: Francis Ford Coppola

Guión: Mario Puzzo, Francis Ford Coppola

Reparto: Robert de Niro, Al Pacino, Diane Keaton, Robert Duvall, John Cazale, Talia Shire, Lee Strasberg

Fotografía: Gordon Willis

Duración: 200 Min.

En 1972 se rodó “El Padrino“, una de las 10 mejores películas de la Historia del Cine; después de la dura experiencia que le había supuesto la primera parte e ignorando el enorme reconocimiento que le había reportado esta obra, Francis Ford Coppola declinó la oferta para encargarse de la segunda parte y recomendó a su amigo Martin Scorsese; evidentemente, hacerse cargo de la continuación de un éxito tan descomunal -de público y de crítica-como “El Padrino”, implicaba unas grandes posibilidades de fracaso, por lo que el bueno de Martin devolvió amablemente la patata caliente.

Coppola se vio obligado a retomar la historia de la familia Corleone y para sorpresa de muchos realizó una portentosa obra maestra. El director italoamericano mantuvo todos ingredientes que forjaron el éxito de “El Padrino” y añadió un par de ellos más, asumiendo riesgos que a la postre resultaron determinantes para el triunfo de tan complicada empresa: el montaje en paralelo sobre el que se cimienta la narración; la magistral interpretación de Vito Corleone a cargo de Robert de Robert de Niro; un magnífico guión que sigue la evolución de una familia Corleone guiada por Michael, y que al mismo tiempo cuenta cómo Vito Corleone se hizo a si mismo. Al igual que en los casos comentados anteriormente, Coppola supo beneficiarse de una primera parte que ya había definido con precisión quirúrgica los perfiles de los personajes principales, también protagonistas de la magistral Parte II.

Carlos Fernández Castro

Las Mejores Secuelas de la Historia del Cine: ¿Segundas Partes nunca fueron Buenas? , 9.4 out of 10 based on 5 ratings
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 Comentario

  1. Me gustaría hacer constar en esta pequeña lista “La Novia de Frankenstein” (1935) de James Whale.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 4.5/5 (2 votes cast)

Escribe un comentario