Blog de Cine

Oscar Isaac, el nuevo héroe americano

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Próximamente, desembarcará en sus televisores a bordo de ‘Show me a Hero’ (2015), la nueva serie del siempre genial David Simon (The Wire, Treme). Cuando esto suceda, convendría que conocieran a quién tienen en frente. Hijo de un médico cubano y un ama de casa guatemanteca, Oscar Isaac Hernández nació en Guatemala el 9 de Marzo de 1980 y fue criado en las cálidas playas de Miami, Florida. Por si fuera poco, por sus venas también corre la sangre francesa de su abuelo materno. Quizás esto explique la extraña fisionomía de un rostro que igual puede pasar por griego, latino, o yanqui.

Para la mayoría de cinéfilos, Isaac saltó a la fama cuando se calzó las botas y lució los inconfundibles rizos de Llewyn Davis, el cantautor más loser que la gran pantalla recuerde. Y es que cuando protagonizas una película de los hermanos Coen, accedes inmediatamente al mejor escaparate que cualquier actor pueda imaginar. Sin embargo, algunos ya le habíamos echado el ojo en alguna serie de televisión de segunda fila (Ley y Orden: Acción Criminal, 2006), y en películas de dudosa calidad (Natividad: la Historia, 2006).

Oscar Isaac es José en 'Natividad'

Oscar Isaac es José en ‘Natividad’

Poco a poco, fue llamando la atención de algunos directores de casting, logrando participar en películas de cierta entidad como ‘Red de Mentiras’ y ‘Che, el Argentino’ (ambas de 2008), dirigidas por Ridley Scott y Steven Soderbergh respectivamente. Se trataba de papeles pequeños, pero sus fugaces intervenciones dejaban huella tanto en el subconsciente del espectador como en el de algún director. Dos años más tarde, el responsable de ‘Alien’ volvía a contar con él para dar vida a un personaje de mayor peso, en la enésima versión de ‘Robin Hood‘ (2010).

El río soñaba tanto que Alejandro Amenábar pensó que debía llevar agua, razón por la que ofreció al guatemalteco la oportunidad de compartir planos con la carismática Rachel Weisz en ‘Ágora‘ (2009). No es que la película fuera un éxito rotundo, pero mantuvo a Isaac en la pomada. A continuación llegó 2011, el año de su confirmación. Mientras que en la patética ‘Sucker Punch‘ demostró que igual valía para cantar (podéis ver el número que se marcó con Carla Cugino al finalizar este párrafo) que para construir un malvado convincente y compensar la pérdida de novénta minutos, en ‘Drive‘ se limitó a cumplir su cometido, no sin hacernos pensar que podría haber ocupado el lugar de Ryan Gosling sin despeinarse.

2012 fue un año de transición en el que su mayor logro consistió en coincidir con Edward Norton y Jeremy Renner en ‘El Legado de Bourne‘, probablemente por la recomendación de su amiga Rachel Weisz, corprotagonista del film. Asimismo, llegó la oferta irrechazable de los Coen, que aprovecharon sus excelentes dotes como cantante y su peculiar sentido del humor (según declaraciones de los hermanos) para dar cuerpo a un proyecto, que prácticamente habían descartado al no encontrar un actor que cumpliera sus rigurosos requisitos: carisma, versatilidad, y conocimientos de música. Isaac dio la medida de sus verdaderas posibilidades, aportando la melancolía, la vulnerabilidad, el egoísmo y el encanto que caracteriza a este eterno perdedor.

A Propósito de Llewyn Davis‘ (2013) supuso el punto de inflexión definitivo en la carrera del actor, poniéndole en disposición de conseguir los papeles mas jugosos del mercado. En 2014, el guionista de ‘Drive’, Hossein Amini, le propuso interpretar a uno de los protagonistas de ‘Las Dos Caras de Enero‘, su ópera prima. El reto no sólo consistía en soportar el peso argumental de este intenso thriller, sino en estar a la altura del arrollador Viggo Mortensen. Una lástima que, debido al carácter independiente del film, pocos fueran testigos de un duelo interpretativo realmente memorable. Una vez más, Isaac se metía en la piel de un personaje ambiguo, que tenía todos los condicionantes para provocar el rechazo del espectador.

Oscar Isaac en 'A Proósito de Llewyn Davis'

Oscar Isaac en ‘A Propósito de Llewyn Davis’

Fue también en 2014 cuando le robó la cartera a Javier Bardem. Como lleva ocurriendo en los últimos tiempos, el español tuvo el poco olfato de rechazar el papel principal de ‘El Año Más Violento‘, cuyo guión, escrito por uno de los directores americanos más interesantes de la actualidad (J. C. Chandor – ‘Margin Call’ y ‘Cuando todo está Perdido’), era una auténtica joya. Casi de carambola, Isaac se coló en una seria candidata a mejor película del año y deslumbró a propios y a extraños con su excepcional interpretación de un hombre honrado que quiere convertirse en el paradigma del sueño americano.

Cada nuevo papel era diferente al anterior. En ocasiones, costaba creer que el buscavidas de ‘Las Dos Caras de Enero’ fuera también el honrado empresario de ‘El Año Más Violento’. Para completar la exhibición de sus numerosas virtudes, en 2015 se convirtió en un científico megalómano que jugaba a ser adiós en la fascinante y claustrofóbica ‘Ex Machina‘. El debut de Alex Garland (guionista de ’28 Días Después’) en la dirección fue el vehículo perfecto para que Isaac construyera la especialidad de la casa: un personaje cuyo lado oscuro es tan pronunciado como su innegable encanto. Además, aprovecha una de sus secuencias para marcarse un baile (atención al video posterior a este párrafo) al más puro estilo John Travolta, haciendo pensar al espectador que este actor no tiene techo.

En breve, tendremos la ocasión de comprobar su contribución a ‘Mojave‘, el nuevo trabajo de William Monahan, más conocido por su talento como guionista que por su torpeza detrás de las cámaras en la calamitosa ‘London Boulevard’. También tendremos la ocasión de observar su progresión en dos proyectos que serán estrenados antes de finalizar 2015: la serie ‘Show me a Hero‘, del infalible David Simon, en la que los medios americanos le han comparado con el mejor Al Pacino, y el episodio VII de ‘La Guerra de las Galaxias‘, en la que será dirigido por J. J. Abrams y asumirá uno de lo papeles principales.

En un horizonte más lejano, vislumbramos su villano en la próxima entrega de la patrulla X (X-Men: Apocalipsis), y el trabajo alimenticio de turno en forma de episodio VIII de ‘La Guerra de las Galaxias‘, que le permitirá seguir interviniendo en sus tan amadas producciones independientes. Después de lo expuesto en líneas superiores, quedan claras las razones que me llevan a pensar en Oscar Isaac como el próximo héroe americano, o cuando menos, uno de los actores con más futuro en el panorama cinematográfico actual, con permiso de dos realidades como Michael Fassbender y Joaquin Phoenix. ¿Y ustedes qué opinan?

Carlos Fernández Castro

.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario