Blog de Cine

Crónica desde el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges: 13 de Octubre de 2012

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 8.0/10 (1 vote cast)

Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges (12-10-2012): “Looper”, “The Thieves”, “Beasts of the Southern Wild”, “Vous n’avez encore rien a vu”

Desde que llegamos al Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, allá por el día 10 a las cinco de la tarde, llevábamos esperando la jornada de ayer; y no era para menos, ya que teníamos marcadas en nuestro programa cintas tan prometedoras como “Looper” -lo último de Rian Johnson (Brick) y el emergente Joseph Gordon-Levitt-, “The Thieves” -una cinta coreana de acción que venía precedida de notables críticas-, “Beasts of the Southern Wild” -nada más y nada menos que un 86/100 después 43 reseñas consultadas- y “Vous n’avez encore rien vu“, la última propuesta del siempre estimulante Alain Resnais.

La primera de la mañana fue “Looper“, una película que tenía especial interés en visionar después del buen sabor de boca que me había dejado “Brick”, debut del director americano Rian Johnson y una especie de revitalización de un género tan clásico como el “cine negro”. En esta ocasión, el joven cineasta de Maryland ha escogido la ciencia-ficción, logrando insuflar un soplo de aire fresco al subgénero de los viajes en el tiempo. Además de las interpretaciones de un sólido Joseph Gordon-Levitt -quien demuestra tener los hombros suficientemente robustos como para aguantar el peso de una película en un papel protagonista-, Emily Blunt -una de las actrices más emergentes del momento-, y el siempre carismático Bruce Willis, “Looper” cuenta con un guión muy bien ensamblado y una dirección inspirada. La cinta es relativamente original, a pesar de la evidente influencia de “Terminator”, e imprevisible, aunque peca de algunas decisiones en el guión que no benefician precisamente al último tercio del film; a pesar de ello, Johnson tiene las ideas muy claras y remata la película de una manera contundente, dejando un buen sabor de boca con su nuevo trabajo.

Acto seguido, asistimos a la proyección de “The Thieves“, película coreana que intenta ser una suerte de versión asiática de “La Cuadrilla de los Once”. Consciente de la imposibilidad de reproducir el glamour del film original, Choi Dong-hun opta por redirigir su película al terreno de la comedia (mucho más que en el film americano), sin renunciar a alguna que otra secuencia de acción (bastante bien filmadas, por otro lado); los personajes son claramente esperpénticos, impidiendo que el film alcance el mínimo de seriedad exigible como para tomarse en serio la trama argumental principal: un calculadísimo robo a un casino. El director coreano basa gran parte del componente cómico de su film en chistes en torno a la rivalidad China-Corea y los líos de faldas (al menos, cuatro componentes del grupo son mujeres). La película se ve con facilidad y no aburre, pero no llega a la categoría de recomendable.

La sesión vespertina arrancó con el visionado de “Beasts of the Southern Wild“, un atípico film que había pasado triunfalmente por Sundance (Mejor Película y Mejor Fotografía) y Cannes (Cámara de Oro y Premio  FIPRESCI). Se trata de una película bien rodada, pero excesivamente sensiblera y poco creíble. Además, el debutante Benh Zeitlin estira innecesariamente la duración de su película, provocando la sensación de que sus actores son invitados a la improvisación sin grandes limitaciones; con ello, parece perseguir una naturalidad admirable en las interpretaciones, y -ante todo- rellenar los 90 minutos de metraje. La omnipresente voz en off de la protagonista pretende transmitir las sensaciones que el director no es capaz de plasmar con sus imágenes, algo que da la medida de las trampas empleadas en esta sobrevalorada película.

Y llegó el momento de la gran esperanza del día; a las 23:00 h proyectaban en la sala Prado, dentro de la sección “Nuevas Visiones-Ficción”, la última película de Alain Resnais:Vous n’avez encore rien vu“. Próximo a los 90 años, pero poseedor de unas inquietudes admirables -que serían deseables en los cineastas modernos-, el director francés sigue explorando las posibilidades del Séptimo Arte; y en esta ocasión, lo hace con éxito. Desde luego que no es su propuesta más transgresora -ni falta que hace-, pero sí lo suficientemente juguetona y original como para atraer la atención del espectador desde el punto de vista formal. Resnais filma una obra de teatro intercalando una proyección de la misma -a la que asisten los actores que solían representarla cuando su autor aún vivía- con la representación que intermitentemente realizan sus espectadores; el director de “El Año Pasado en Marienbad utiliza el montaje de una manera prodigiosa, otorgándole cohesión y ritmo a una propuesta que podría haber sido víctima de una excesiva teatralidad. Asimismo, vuelve a demostrar su inmenso talento para la dirección de actores (Michel Piccoli, Mathieu Amalric, Lambert Wilson, Anne Cosigny, Hypolyt Girardot), que en esta ocasión se enfrentan a un texto excesivamente extenso y no demasiado atractivo (al menos en su primera mitad).  Evidentemente, no se trata de una película convencional, sino una obra a la que hay que acercarse con la mente abierta y un cierto bagaje en el visionado cinematográfico. Con todo ello, es probable que tampoco satisfaga a los más rodados; pero eso ya es cuestión de gustos.

Y con esta última película damos por finalizada nuestra asistencia al 45º Festival de Cine Fantástico de Sitges; lamentablemente, no hemos podido cubrirlo en su totalidad, pero esperamos que las crónicas y CriTicTacs que hemos ido escribiendo durante estos últimos cuatro días, os hayan servido para estar un poco al tanto de lo que dado de si esta edición.

Carlos Fernández Castro

Crónica desde el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges: 13 de Octubre de 2012, 8.0 out of 10 based on 1 rating
Etiquetas:

Escribe un comentario