Blog de Cine

Blackwood (Down a Dark Hall, 2018)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Poster de BlackwoodNota: 4

Dirección: Rodrigo Cortés

Guión: Mike Goldbach, Chris Sparling (Novela: Lois Duncan)

Reparto: Uma Thurman, Anna Sophia Robb, Isabelle Fuhrman, Noah Silver, Rosie Day, Kirsty Mitchell

Fotografía: Jarin Blaschke

Duración: 96 Min.

El título español –el original Down a Dark Hall hace referencia a la novela de 1974 de Lois Duncan en que se basa- nombra el lugar en medio de un tupido bosque donde se halla una mansión que sirve como internado para jóvenes problemáticas. Allí van a parar cinco adolescentes desahuciadas de otros establecimientos educativos, que han conseguido agotar la paciencia de los padres con comportamientos antisociales y aun criminales. Luego resulta que el internado oculta no pocos fantasmas que se suman a los que saturan la mente de la protagonista Kit, quien focaliza por completo el relato.

La historia que se quiere contar no queda demasiado clara, todo podría ser fruto de una mente enferma, pero también hay un maligno plan urdido por la jefa del internado (una irreconocible Uma Thurman); lo que resulta muy evidente es que se trata de una película de terror que se vale de los recursos más manidos en el cine de género: casa aislada, apariciones, oscuridades, ruidos extraños, pesadillas infantiles, personajes de psiquismo turbio, violencia fácil… y, sobre todo, una banda sonora estridente, muy estridente. Nada de buen cine de angustia y tensión que se aprecia con la mente; se trata del típico producto de sustos y sobresaltos dirigidos al estómago y otras vísceras del espectador. Todo ello da lugar a un relato cansino, archisabido, inverosímil, capaz de echar de la sala tanto al público ajeno al género como al más devoto del terror, que buscará inútilmente algún momento de inspiración, fuera de ese trasfondo de cultivar el talento oculto de cada una de las chicas y hacer de ellas las artistas que aún no saben que son… lo que resulta otro lugar común completamente retórico.

Blackwood

Se trata de una producción norteamericana con rodaje en Barcelona y Canarias. Es una lástima que Rodrigo Cortés –prestigiado cineasta de solo tres largometrajes, entre ellos el muy justamente aclamado Buried (2010)- se haya embarcado en un guion ajeno y en una cinta de género, por más que justifique que se trata de “una película protagonizada por adolescentes. Dirigida a ellos. Que espero tenga la suficiente elegancia como para interesarle a todo el mundo. Más que una película de terror es una alegoría inevitable sobre el hecho de crecer, en esa edad tensa y difícil en la que todo resulta terrorífico, cuando uno debe descubrir quién va a ser el resto de su vida.” La única explicación que encuentro para que un cineasta inteligente y ambicioso filme algo tan torpe es que se trata del peaje que ha de pagar al cine norteamericano para luego rodar allí algo más personal.

José Luis Sánchez Noriega

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario