Blog de Cine

Fort Apache (1948)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 9.4/10 (5 votes cast)

Nota: 9,5

Dirección: John Ford

Guión: Frank S. Nugent

Reparto: Henry Fonda, John Wayne, Ward Bond, Victor McLaghlen, Shirley Temple, Pedro Armendáriz

Fotografía: Archie J. Stout

…y seguirán viviendo mientras el regimiento viva. Su paga son 13 dólares al mes; su dieta, judías y heno. Quizás carne de caballo antes de que acaba la campaña…Las caras puede que cambien…los nombres…pero están ahí: son el regimiento, el ejército regular…ahora y dentro de 50 años. Son mejores hombres de lo que eran antes; Thursday lo hizo, los convirtió en un destacamento del cual estar orgulloso“.

Si alguna vez os habéis preguntado por qué muchos consideran a John Ford como a uno de los mas grandes, “Fort Apache” (componente y mejor exponente de la “Trilogía de la Caballería”, junto a “La Legión Invencible” y “Río Grande”), es una de las múltiples respuestas posibles. John Ford no hacia westerns, hacia películas sobre el ser humano y sus principales virtudes y defectos; sobre la historia del oeste americano; sobre cómo las personas a las que les tocó vivir la época de la colonización, tuvieron que buscarse la vida para poder sobrevivir a condiciones tan adversas como las que afrontaron los protagonistas de esta película. Ya fueran mujeres, jóvenes cadetes recién salidos de la academia, veteranos soldados, o los viejos del lugar cuyos ancestros procedían probablemente de cualquier país europeo, todos se hicieron un hueco a base de lucha y esfuerzo.

En “Fort Apache”, al igual que en su vida privada, John Ford construye su particular micro mundo, en el que la relativamente apacible existencia de un destacamento americano -afincado en un Fuerte, para defender el territorio de invasiones apache- es alterada por la llegada del Coronel Owen Thursday (Henry Fonda), que viene acompañado de su hija Philadelphia (Shirley Temple);  el oficial ha sido destinado al mismo como castigo por sus fracasos militares, y pretende demostrar a sus superiores el error que, en su opinión, han cometido.

La situación narrada en “Fort Apache” podría ser trasladada a cualquier centro de trabajo del S XXI; ¿quién no ha sido víctima de un jefe cuyos delirios de grandeza, aderezados con grandes dosis de ineptitud, han transformado la jornada laboral de sus subordinados en un infierno diario? John Ford muestra con claridad cómo el egoísmo de un solo hombre puede llevar de cabeza a un grupo de personas que dependen de sus decisiones y de su buen o mal criterio.

Como si de un ring de boxeo se tratara, Ford coloca a ambos lados de la lona la responsabilidad frente a la ambición personal; los intereses de una comunidad frente a los de un solo individuo; el sentido del honor frente al amor propio…y todo ello sin la menor intención de buscar culpables o señalar con el dedo; tan solo persiguiendo el mero aprendizaje de los errores cometidos.

Pero “Fort Apache” también tiene su valor como testimonio de una época en la que los Estados Unidos era un Estado en construcción; como un homenaje a aquellos que lucharon por domar el salvaje oeste, fuera justa o injustamente dependiendo del territorio a conquistar. El director americano tampoco olvida las condiciones extremas a las que tenían que someterse las familias de estos soldados para mantenerse unidas e ir consolidando los cimientos sobre los que se construyó un país de la nada.

En esta película volvemos a disfrutar del paticularísimo sentido del humor que salpicaba la mayor parte de sus obras; una vez más, los encargados de este menester fueron Victor MacLaghlen y Ward Bond, dos actores que tanto en la vida real como dentro de la gran pantalla eran los candidatos ideales a protagonizar la mas antológica de las borracheras, al igual que aliviar el mas grande de los problemas con una amigable charla.

Mención a parte requieren John Wayne y Henry Fonda, dos actores habituales en la filmografía de Ford. En esta ocasión, Fonda asume el protagonismo absoluto del film, interpretando a Owen Thursday, un personaje poco atractivo al que, sin embargo, dota de una extraña dignidad que queda reflejada desde su elegante forma de andar hasta la manera en que da órdenes disparatadas a sus subordinados. Se trata de un oficial demasiado orgulloso como para reconocer que ha cometido un error, a pesar de que una rectificación salve numerosas vidas humanas. Wayne queda relegado a un segundo plano, aportando su arrollador carisma al Capitán Kirby; un tipo honrado, disciplinado y compasivo.

“Fort Apache” es la quintaesencia del cine de John Ford; es un western y a la vez una película de aventuras; enfrenta a sus personajes por la defensa de valores que considera inquebrantables, estudia la justificación de determinadas tradiciones y su posible flexibilización…en definitiva, refleja la personalidad de un director fundamental en la historia del cine. El talento narrativo del cineasta americano convierte a esta película en una obra apta para todos los públicos, entretenida y trepidante, que invita a una reflexión actual, independientemente de la época y el lugar en el que se desarrolla.

Carlos Fernández Castro

Fort Apache (1948), 9.4 out of 10 based on 5 ratings
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario