Blog de Cine

No Controles (2010)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Nota : 6,5

Dirección: Borja Cobeaga

Guión: Borja Cobeaga, Diego San José

Reparto: Unax Ugalde, Alexandra Jiménez, Julián López, Secun de la Rosa, Mariam Hernández, Alfredo Silva, Miguel Ángel Muñoz

Fotografía: Aitor Mantxola

Las Rom-Com son un tipo de películas muy populares allá por los EEUU, mientras que la producción española, sin embargo, está muy falta de ellas. Unir la comedia con el romanticismo es una buena mezcla. Al público no le disgusta acudir al cine más próximo, olvidarse de sus propios problemas y disfrutar de un par de horas agradables. Siempre puedes imaginar que eres uno de los protagonistas y al final conseguir a la chica de tus sueños, porque, en realidad, es lo que sucede en esta clase de películas. No existen las sorpresas. Si hubiera alguna, no estaríamos hablando de una comedia romántica.

Borja Cobeaga lo tenía muy claro cuando escribía el guión. Al menos es lo que yo me imagino. Si sustituyéramos a Unax Ugalde por Tom Hanks, a Alexandra Jiménez por Meg Ryan y a Julián López por Will Ferrell, ¿en qué estaríamos pensando? Exacto. Todos hemos coincidido en lo mismo. ¿O es qué no os imagináis al soso de Hanks haciendo el ganso para recuperar el amor de su querida y frustrada Ryan, mientras Ferrell hace el idiota durante toda la película?

Pero, no os equivoquéis con este primer análisis; no estoy sugiriendo que la fórmula no funcione ni sea un éxito, porque, en realidad, es todo lo contrario. Si atamos todos los cabos, somos capaces de formar una soga fuerte, capaz de aguantar todo el peso del mundo.

En el caso de “No Controles”, los nudos de la soga son débiles por un extremo, pero extremadamente fuertes por el otro. Esta extraña combinación nos permite digerir, sin empacharnos, una película bastante “resultona”.

Vayamos por el principio. Cobeaga nos sorprendió a todos con su Pagafantas. Es de lo más normal que hagamos referencia a su anterior película, ya que fue una agradable brisa la que se levantó en la cinematografía patria el año de su estreno. El director vasco tenía dos posibilidades para su siguiente película: o cambiaba totalmente de registro, para que no le encasillaran como director de comedias, o continuaba explotando el lado más cómico de su ingenio. Visto lo visto, optó por la segunda opción. ¿Fue ésta una mala decisión? No tiene porque. Cobeaga ha demostrado que es capaz de ir un poco más allá, de evolucionar en su capacidad cómica.

Y todo gracias a un guión, cuanto menos, bastante previsible, y que se aprovecha de todos los registros cómicos de las comedias norteamericanas, añadiéndole el tan típico como manido estilo español. Utilizar la gracia y la verborrea de Julián López ha sido el mayor acierto; eso, y rodearle de unos actores secundarios que no desentonan ni un poquito.

Estamos en el día de Nochevieja del pasado 2010, y Sergio (Unax Ugalde) y su ex novia, Bea (Alexandra Jiménez), se dirigen a tomar un vuelo al aeropuerto, mientras una gran tormenta de nieve azota el país. Cada uno tomará un vuelo diferente. Sergio vuelve a Ciudad Real donde tiene su trabajo, y Bea se dirige a Frankfurt para trabajar con sus padres. La climatología cierra el espacio aéreo y los pasajeros deben pasar la noche en un hotel cercano al aeropuerto. Pero Sergio aún no ha olvidado a Bea, pero no  es capaz de decirle nada.

Y es en ese hotel donde Sergio vivirá una noche de locura intentando recuperar al amor de su vida, ayudado por unos estrambóticos nuevos amigos. JuanCarlitros (Julián López), humorista de profesión y antiguo compañero de clase de Sergio, es uno de ellos. Se convierte en el instigador y en la mano derecha de Sergio en el intento de recuperar el amor perdido. Se unen a él, un novio cabreado que ha vuelto de su luna de miel completamente solo (Secun de la Rosa), Laura (Mariam Hernández), azafata del vuelo de Sergio, y Jimmy (Alfredo Silva), un empleado del hotel de origen ecuatoriano que tan solo desea que alguien se tome las uvas con él. Todo se complica cuando el actual novio de Bea, interpretado por Miguel Ángel Muñoz, aparece en el hotel.

Hasta aquí la sinopsis del film, ahora voy a ser claro en un aspecto. Unax Ugalde y Alexandra Jiménez son buenos actores, pero carecen de una total química sexual y sentimental. No soy capaz de verlos como pareja. Aunque Ugalde ya ha probado las mieles de la comedia romántica, con el film “Bon Appetit”, y parece que se ha aficionado a ellas, sinceramente no me convence como actor cómico, ni tampoco como actor romántico. Es verdad que tiene una cara agradable, pero de ahí ha expresar algún tipo de emoción… Alexandra, sin embargo, tiene una expresión distante, como si no le fuera nada el papel, como si no se encontrara cómoda en él. Igual es lo que le dijo Cobeaga que hiciera, pero ha habido momentos en que me he retrotraído a algún capítulo de “Los Serrano”. Me esperaba algo más de ella.

Yo no se si Cobeaga tenía en mente ofrecerle el papel de JuanCarlitros a Julián López desde el primer borrador, pero tengo que reconocer que ha sido su mejor elección. López se ha fogueado en varios programas de televisión, tipo La Hora Chanante o Muchachada Nui, y ha aprovechado su oportunidad dando el salto al cine. Sin temor a equivocarme diré que la interpretación que ofrece de un personaje como el de JuanCarlitros es soberbia. Llega a ser un poco cargante en algun momento del metraje, pero Julián López es capaz de aportarle un plus de sencillez, con lo que al final consigues quererle un poco más.

A esto le añadimos el trabajo bien hecho de un actor cómico, que debería recibir más ofertas cinematográficas, como es Secun de la Rosa (suya es la escena que más carcajadas produjo en la sala de cine); y el descubrimiento de un par de caras nuevas: Mariam Hernández, que interpreta a la azafata del avión, y el entrañable ecuatoriano trabajador del hotel, víctima de alguna que otra broma, por parte de De la Rosa.

En definitiva, un film que no pretende evangelizar, ya que conoce perfectamente sus armas, que no son otras que pasar un buen rato. Si por una parte, el tramo romántico del film no responde a las expectativas creadas, el tramo cómico las supera con creces. Cobeaga y su equipo han conseguido que muchas personas sigan creyendo en el cine español. Con esto, espero que se sigan haciendo películas como “No Controles”, que ha conseguido que vuelva a casa, en un día lluvioso, con una gran sonrisa en la cara. Por cierto, con el tiempo esta película será recordada única y exclusivamente por Julián López y su JuanCarlitros, le pese a quién le pese.

Carlos Hillman

Etiquetas: , , , , , ,

Escribe un comentario