Blog de Cine

“Phillip Morris ¡Te Quiero!” (I Love You Phillip Morris) (2009)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Nota: 5


Dirección: Glenn Ficarra, John Requa

Guión: Glenn Ficarra, John Requa

Reparto: Jim Carrey, Ewan MacGregor, Leslie Mann, Rodrigo Santoro

Fotografía: Xavier Pérez Grobet

Con “Phillip Morris ¡Te Quiero!” nos encontramos ante el clásico caso de “película casi unánimemente alabada por la crítica” y que a servidor no le gusta. Provocan esas situaciones en las que, justo después de haber finalizado los títulos de crédito y ya encendidas las luces de la sala de cine, temes decir, aún en voz muy bajita, contrariado y con cierto sentimiento de culpabilidad: “No me ha gustado”. Para que me entendáis pondré dos ejemplos: “El Caballero Oscuro” y “El Laberinto del Fauno”. No, no me gustaron.

Resumiendo un poco, el argumento de la película narra la historia de Steve Russell (Jim Carrey), homosexual reprimido, padre de familia y estafador compulsivo, que acaba en la cárcel al ser descubierto tras una de sus fechorías. En prisión se enamora de Phillip Morris (Ewan MacGregor) y a partir de ese momento, todo lo que trama, lo hace para tener feliz a su nuevo amor.

Se trata del debut en la dirección de los guionistas de la aclamada “Bad Santa”, otro claro ejemplo de película sobrevalorada, pero muy alabada por la crítica europea. En esta ocasión Ficarra y Requa vuelven a repetir la fórmula, utilizando un planteamiento y unas situaciones “supuestamente” polémicas para llamar la atención. Y digo supuestamente, porque si lo mas provocativo que tienes que ofrecer en una opera prima es a Jim Carrey sodomizando a otro tipo, apaga y vámonos. De hecho, el tiro les salió por la culata, ya que, a día de hoy, la película no tiene aún fecha de estreno oficial en Estados Unidos, debido a una serie de planos que el distribuidor de turno considera difícilmente digeribles por el frágil estómago americano.

En la primera mitad de la película, los guionistas se fijan un objetivo: despistar al espectador, intentando alejarse de la previsibilidad lo máximo posible. Y vaya si lo consiguen; el problema es que lo hacen sacrificando por completo la construcción de una historia sólida. En ningún momento sabes hacia donde se dirige el argumento ni cual es el tono que buscan sus realizadores, ya que picotean conscientemente de diversos géneros sin decantarse por ninguno en especial. Se echa de menos un pulso firme y decidido en la dirección.

Los ecos de “Atrápame si puedes” son constantes a lo largo del segundo tercio del film; las secuencias que homenajean la película de Spielberg abusan de la elipsis, con el fin de dejar suficiente espacio para encajar una serie de ideas que sus creadores pretenden utilizar a toda costa .

En cuanto al reparto, Jim Carrey, actor al que solo puedo soportar en la magistral “Olvídate de mi” y “Man on the Moon”, intenta huir de sus registros habituales. Lo consigue parcialmente, ya que hay varios momentos en que parece estar haciendo esfuerzos ímprobos por no soltar una de sus famosas muecas. Ewan MacGregor, cuya actuación no desagradó a mi acompañante, parece creer que con poner cara de bueno y hacer pucheros consigue resultar lo suficientemente convincente como para interpretar al novio de Steve Russell, protagonista absoluto de la película.

En mi opinión “I Love You Phillip Morris” es bastante floja. Cuando pretende ser graciosa, no lo consigue. Cuando intenta parecer una cinta de aventuras, se queda a medio camino. Y cuando sus creadores recuerdan cual era el objetivo primigenio de su ópera prima, intentan retomar la historia de amor entre Steve y Phillip …..demasiado tarde.

Etiquetas: , , , ,

1 Comentario

  1. Jodo macho, ¿en serio hay algún crítico que se precie que tenga los santos (nunca mejor dicho) cojones de alabar Bad Santa? Cada vez me alegro más de haber dejado de comprar revistas de cine… Pero vamos, que creo que en tu análisis de los hechos das con el quid de tan elevada ovación: 1º) que el protagonista es homosexual y eso tira mucho en europa, es “nuestra” manera de decir: qué retrógrados son los de al otro lado del charco, no como nosotros…; y 2º) que en EEUU no ha conseguido distribuirse. Los criticuchos europeos habrán dicho: esta es nuestra ocasión de adelantarnos a los yanquis y si alguna vez triunfa, siempre podremos decir que nosotros fuimos los primeros en darnos cuenta de su valía.

    A ver si lo lee algún criticucho que se dé por aludido y armamos un poco de ruido. xD

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Escribe un comentario