Blog de Cine

Abel Ferrara retrata los últimos días de la vida de Pier Paolo Pasolini

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Pier Paolo Pasolini moría atropellado por un coche la fatídica noche del 2 de noviembre de 1975, cerca del balneario de Ostia (Italia), en la que es una de las fechas más tristes de la Historia del Cine. Se apagó la luz del sublime escritor, del íntimo poeta, y, sobre todo, del gran director de cine, uno de los autores más provocadores y controvertidos de todos los tiempos. Un coche conducido por un joven le embistió brutalmente, en circunstancias no del todo aclaradas a día de hoy, lo que lo convierte todavía más en un  gran misterio.

Dejaba tras de sí la grandeza de sus obras, el renacer del Neorrealismo, y una rebeldía que le llevó a experimentar constantemente a lo largo de su carrera. Títulos emblemáticos como El Evangelio según San Mateo (1964), Pajaritos y Pajarracos (1966), Edipo Rey (1967), Teorema (1968), El Decamerón (1971) o Saló o los 120 días de Sodoma (1975), todavía perduran en la retina de todo cinéfilo.

Precisamente por culpa de esta última, Pasolini recibió amenazas de muerte y presiones políticas, que le granjearon fama de pornógrafo y pederasta ante la sociedad italiana. Fue durante la post producción de Saló cuando se produjo el fatal accidente. Este año cumpliría 92, sin duda, uno de los intelectuales más reconocidos del siglo XX.

Abel Ferrara, neoyorquino (del Bronx), 62 años, director y guionista de cine, polémico, acusado de violento, racista y sexista, tras el estreno de El Rey de Nueva York (1990), reverenciado en Europa, multidisciplinar y, para más INRI, de ascendencia italiana, es el director ideal para explorar, sin matices, los últimos días de la vida de Pasolini. La muerte, la familia, el mal y la fe, son conceptos que se pueden encontrar, saborear, tanto en la obra de Pasolini, como en la de Ferrara, dejando muy claro que no solo su origen italiano es lo que le une al genial director de Bolonia.

Pasolini servirá como un intento de recuperar la figura del director, en el plató de Saló, que acabará en su trágica muerte, utilizando antiguas bobinas de metraje perdido/robado (por culpa de sus afiliaciones políticas, según Ferrara).

El actor norteamericano Willem Dafoe, tras tres colaboraciones anteriores con Ferrara, es quién se pondrá en la piel de Pasolini. “Willem no es Pasolini, pero es un actor cojon***”, dijo Ferrara en al Festival de Locarno. De momento no se conocen más actores del reparto, así como la fecha de su estreno, pero no me negaréis que no estáis un poquitín intrigados, ¿verdad?.

Lo que sí tenemos son las primeras imágenes de Dafoe caracterizado como Pasolini. Disfrutadlas.

Hillman

Escribe un comentario