Blog de Cine

Blake Edwards (1922-2010)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Blake Edwards, el guionista, productor y director, conocido mayoritariamente por dirigir las películas de la saga de la “La pantera rosa”, falleció en Santa Mónica, California, a la edad de 88 años el miércoles 15 de Diciembre de 2010.

A Edwards todo el mundo lo identifica como director de comedias, pero durante su dilatada carrera, casi 50 años, también ha triunfado en películas de otro género, como “10, la mujer perfecta”, sobre la crisis de la mediana edad, o el género musical o dramático con “Victor o Victoria”.  A principio de los 60 triunfó con dos joyas del cine, “Desayuno con diamantes”, protagonizada por Audrey Hepburn, y “Días de vino y rosas”, un drama sobre el alcoholismo con unos grandes Jack Lemmon y Lee Remick.

Empezó su carrera en el espectáculo como actor y guionista radiofónico especializándose en historias de detectives mucho más humorísticas de lo que solían ser. En 1959 comenzó su trabajo para la televisión con la serie “Peter Gunn”, sobre un detective privado al que le gusta el jazz. Allí fue la primera vez que trabajó con el compositor Henry Mancini, con el que colaboró a lo largo de toda su vida, por ejemplo el tema “Moon River” de la película “Desayuno con diamantes”.

 

En 1963 dirigió su película más conocida, “La Pantera Rosa”, de la que se hicieron cuatro secuelas a lo largo de dos décadas, en colaboración con Peter Sellers, como el inspector Jacques Clouseau. Sellers compuso una actuación soberbia que volvió a repetir en 1968 en “El Guateque”.

“Darling Lili”, un musical melodramático ambientado en la Primera Guerra Mundial, le produce una profunda depresión, tras su fracaso, retirándose a Suiza. Consiguió recuperarse en 1979 con “10, la mujer perfecta”, con Bo Derek, sobre la crisis de la mediana edad, a la que convirtió en todo un icono sexul de la época. Este film devolvió a Edwards al candelero cinematográfico.

En 1982 con “Victor o Victoria” consiguió que Julie Andrews, su segunda mujer, optara al Oscar con la interpretación de una cantante británica en el período pre-Segunda Guerra Mundial en Francia, haciéndose pasar por un hombre travestido en mujer.

En los 80 y 90 se dedicó a dirigir comedias tipo “Micki y Maude”, “El Gran Enredo” o “Cita Ciegas”, con unos jovencitos Bruce Willis y Kim Basinger, “Asesinato en Beverly Hills” o “Una rubia muy dudosa”.

Retirado del mundo del espectáculo desde 1995, en el año 2004 fue reconocido con un Oscar Honorífico “en reconocimiento de una carrera dedicada en cuerpo y alma a la escritura, dirección y producción”.

Escribe un comentario