Blog de Cine

El Diluvio Universal visto por Darren Aronofsky. El esperado trailer de Noah inunda la Red

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Darren Aronofsky es un director muy peculiar. Puestos a revisitar un pasaje del Viejo Testamento conocido por todo el mundo, el director de Nueva York va más allá y decide darle una vuelta de tuerca más. Años y años de misa dominical me enseñaron que Noé era el profeta que, guiado por Dios, construyó un gigantesco barco donde se refugiaron su familia y un par de animales de cada especie. Dios estaba enfadado porque la Humanidad se había vuelto pecaminosa y egoísta y no se le ocurre otra cosa que acabar con todos ellos enviando una inundación, perdón, LA INUNDACIÓN, y así empezar de nuevo gracias a la descendencia de Noé y todos sus animalillos.

Para Aronofsky, Noé, además de profeta y sanador, es un guerrero. Con un look a lo Mad Max, en un mundo dominado por señores de la guerra, donde la compasión no tenía cabida, Noé vive con su mujer y sus tres hijos en una tierra estéril y desértica, en medio de una gran sequía que asola el planeta. Un mundo dividido entre la violencia y el barbarismo, donde la lucha por la supervivencia era el pan de cada día.

Pero Noé no era uno más. Azotado por visiones que le anuncian el inminente fin del mundo engullido por las olas de una devastadora inundación, Noé avisa a sus congéneres del apocalipsis, buscando en ellos la redención, pero nadie le escucha. Perseguido por el tirano Akkad, después de consultar con su abuelo Matusalén, decide ir en busca de la ayuda de los Gigantes y emprender la tarea que Dios le había encomendado…

Matusalén, Gigantes, un villano…, esto no me lo contó el Padre Manuel en catequésis. Lo que no le podemos negar a Aranofsky y a su compañero y amigo en la escritura del guión, Ari Handel, es la valentía de presentar a todo un icono de la bondad y la honestidad como un valiente y luchador guerrero de Dios.

Cuenta Aranofsky que su sueño se ha cumplido. Y que también ha sufrido mucho para que ese sueño se hiciera realidad. Manejando el mayor presupuesto del que ha dispuesto nunca, Paramount se ha lanzado al vacío, puesto que Aranofsky no es lo que se dice, un director muy taquillero. Gracias al éxito que le reportó Cisne Negro ha podido convencer a unos conservadores directivos y completar una película, que a la vista del trailer es, espectacular.

Con un reparto estelar. Russel Crowe como Noé; Jennifer Connelly, como su mujer; Douglas Booth y Logan Lerman son sus hijos; Emma Watson es la mujer de uno de ellos; Ray Winstone encarnando a el tirano Akkad; y Anthony Hopkins como Matusalén.

Industrial Light and Magic se han encargado de los efectos visuales. Según responsables de tan aclamada empresa, han reconocido que trabajar en Noah les ha supuesto el mayor reto hasta la fecha. Todos los animales que “trabajan” en la película han sido generados por ordenador, hasta el último detalle.

Sin más preámbulos, dejémonos de rodeos y vayamos a lo que realmente interesa que es poder disfrutar de las primeras imágenes en movimiento de una de las películas del año que viene. Se estrena el 28 de marzo en EEUU. En España habrá que esperar hasta el 04 de abril.

Disfrutemos de la Biblia.

Hillman

Escribe un comentario