Blog de Cine

El retorno de Alexander Payne le lleva hasta “Nebraska”

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

El director Alexander Payne nos lleva de viaje y recorremos Estados Unidos desde Billings, Montana a Lincoln, Nebraska, a lomos de su caballo blanco (y negro). Porque ese es el formato en el que Payne ha rodado “Nebraska”, una road movie que se centra en las andanzas de un padre desorientado y su preocupado hijo.

Dos años después del enorme éxito, de taquilla y de crítica, con “Los Descendientes”, Payne vuelve a la carga con otra road movie más en su filmografía. En el pasado, ya experimentó con este género cinematográfico que desarrolla la acción del film a lo largo de un viaje, en  “A propósito de Schmidt” (2002) y en “Entre Copas” (2004). Gracias a ellas el nombre de Alexander Payne empezó a sonar en los despachos de Hollywood.

El guión de “Nebraska”, escrito por Bob Nelson, le llegó por esas fechas, así que prefirió guardarlo en un cajón, porque no quería que su nombre estuviera asociado a este tipo de películas. Ha pasado ya tiempo suficiente, 10 nominaciones y 2 Oscars en sus vitrinas (ambos por el guión), y Payne decidió retomar la historia de un alcohólico y anciano septuagenario que, de manera habitual, se escapa de su casa e intenta llegar a Nebraska para cobrar un millón de dólares de un premio de la lotería, que cree que ha ganado. Su familia, preocupada por la salud de su padre, no le permite hacer el viaje solo.  Así que su hijo decide acompañarlo en lo que será un emocionante viaje que reforzará los lazos familiares, perdidos tras años de separación.

Muchos nombres se relacionaron con el jugoso papel del obstinado padre, pero solo Bruce Dern lo consiguió, mítico actor de la película de Sydney Pollack “Danzad, danzad, malditos” en 1969 o junto a John Wayne en “Los Cowboys” (1972). El director comentó que trabajar con Dern ha sido una de las mejores experiencias de su vida y le compara con otra leyenda viva como Jack Nicholson, a la que también ha dirigido.

Para acompañar a Dern por las carreteras americanas, eligió al cómico, salido de la fábrica del “Saturday Night Live”, Will Forte. Sorprendió sobremanera, la elección de Forte, ya que muchos dudaban de su capacidad interpretativa, más allá de su evidente comicidad. Pero fue la insistencia del propio actor la que inclinó la balanza hacia su lado.

El resto del reparto lo encabeza June Squibb, que repite trabajo con Payne tras “A propósito de Schmidt”, y que interpreta a la sufrida mujer de Dern; Bob Odenkirk, el abogado del diablo Saul Goodman de la serie de TV “Breaking Bad”, como el otro hijo del anciano; y Stacy Keach (“El Legado de Bourne”, Tony Gilroy,2012), como el personaje más “malvado” del film.

“Nebraska” empezó su recorrido por el Festival de Cannes, donde Bruce Dern se llevó el Premio a la Mejor Interpretación Masculina, y a principios de octubre competirá en el Festival de Nueva York. Del estreno en España no se oye absolutamente nada, pero confiamos que el nombre de Alexander Payne sea un gran reclamo para los distribuidores.

Hillman

Escribe un comentario