Blog de Cine

Michael Fassbender y Marion Cotillard conspiran y asesinan en Macbeth

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

<<[…] ¡Extínguete, fugaz antorcha!

La vida es una sombra tan sólo, que transcurre; un pobre actor

que, orgulloso, consume su turno sobre el escenario

para jamás volver a ser oído. Es una historia

contada por un necio, llena de ruido y furia,

que nada significa.>>

“MACBETH”

(WILLIAM SHAKESPEARE)

Los que tenemos el privilegio de vivir en Madrid podemos disfrutar de una amplia y excelentísima vida cultural, ya sea para asistir en primera fila al concierto de tu grupo favorito, deleitarse con el delicado arte de la danza, admirar embelesado el milenario arte que decora las paredes de los mejores museos del mundo o, como es el caso, vivir una experiencia única de la mano de Carmen Machi y Javier Gutiérrez, dos de los mejores, y cada vez, más reconocidos actores de nuestro tiempo, en la original obra Los Macbez, en el Teatro María Guerrero. El director Andrés Lima se hace cargo de una particular revisión contemporánea, adaptada por Juan Cavestany, de la magnánima obra de Shakespeare. En palabras de su director, “es muy interesante que la Escocia medieval de la obra de Shakespeare encaje tan bien en la Galicia de la actualidad. Acercamos a Macbeth a nuestra tierra y costumbres para ver con claridad cómo el deseo de poder y la superstición siguen siendo motores en el ser humano, cómo la codicia, la violencia y la falta de escrúpulos es escocesa, gallega y universal, cómo hombres y mujeres se corrompen por conseguir el poder y una vez en sus manos siguen corrompiéndose para tener la seguridad de conservar ese poder, y de cómo una vez corruptos del todo sólo quedan la locura y el miedo”.

Si después de leer esta declaración de intenciones aún no estás decidido a dejarte llevar de la mano del TEATRO, siempre te quedará esperar a que la estrenen en el CINE. Aunque la versión que nos propone el director australiano Justin Kurzel, evidentemente, no será la misma, el poder de atracción del dramaturgo inglés es uno de los alicientes del que se vale la poderosa distribuidora de los Hermanos Weinstein para apostar por ella.

Aún sin fecha de estreno, MacBeth, vuelve de nuevo a la gran pantalla. Han sido muchos, y los que vendrán, los que se han decidido a adaptarla, desde el lejano 1911 hasta nuestros días, ya sea en formato televisivo, teatro o cine. Desde Orson Welles hasta Roman Polanski, pasando por Paul Almond o Jack Gold. Y muchos han sido los actores que han aceptado el reto de interpretar al rey de los escoceses, uno de los personajes más ambiciosos y oscuros de todos los tiempos.

Frank Benson fue el primero, en los albores del cine, Jon Finch, Orson Welles, Jason Connery e, incluso, Sam Worthington, ¡alucinante! ¿no?.

En esta ocasión, el reto lo asume el actor alemán Michael Fassbender, al que podemos ver en nuestras carteleras con el estreno de X-Men: Días del futuro pasado, de Bryan Singer, y al que escucharemos debajo del cabezón de un peculiar y excéntrico músico en Frank, sin fecha de estreno en España. Su particular Lady Macbeth será la magnética Marion Cotillard, triunfando en Cannes con El sueño de Ellis, de James Gray y con Deux jours, une nuit, de los Hermanos Dardenne, sustituyendo  a la original Natalie Portman, que rechazó el papel porque se encuentra dirigiendo su primera película A tale of Love and Darkness.

El encargado de dirigir esta nueva puesta en escena, rodada manteniendo el diálogo original de la obra, es uno de los directores más interesantes surgido de las antípodas en la última década, Justin Kurzel. Su ópera prima, Snowtown (sin estreno en España), se convirtió en todo un éxito en su Australia natal. El film, que está basado en hechos reales sobre uno de los serials killers más sangrientos del país, se nos presenta como un violento thriller, un oscuro relato, un crudo estudio, sobre la maldad.

Cambiando de tercio, Kurzel, se atreve con esta tragedia acerca de la ambición y la traición. En el pasado Festival de Cannes se pudo ver una pequeña muestra de lo que nos vamos a encontrar, en busca de distribución internacional. Y, el resultado no pudo ser mejor.

Fassbender y Cotillard, estarán acompañados por un excelso reparto, encabezados por Jack Reynor (¡Menudo Fenómeno!), Elizabeth Debicki (El Gran Gatsby), David Thewlis (El quinto poder), Sean Harris (Prometheus) y Paddy Considine (The Double).

A propósito de su atormentado papel de Macbeth,  Fassbender ha declarado al Daily Mail, que no cree que Macbeth sea malvado, “sino que está destrozado. Cuando le conocemos, es un hombre que sirve a su Rey con lealtad y se preocupa por sus soldados. Cuando vuelve de la guerra, descubrimos que la relación con su Lady Macbeth (Cotillard), se ha roto. Han perdido un hijo, y ni siquiera ha tenido tiempo de guardar luto por él, porque siempre está batallando. Lady Macbeth está desesperada por volver a conectar con su marido, sin éxito. Lo único que consiguen es atraer a la violencia y a la oscuridad, que invadirán sus vidas.”

Por su parte, Marion Cotillard está encantada porque, “por primera vez interpreto un papel muy oscuro. Cuando Lady M. pierde el control….me afecta tanto que a veces también pierdo yo el control”

No sabemos aún cuando se estrenará el film, pero, definitivamente, Macbeth se ha convertido en una de las películas referencia de esta segunda mitad de año. Tengo muchas esperanzas depositadas en Justin Kurzel y, estoy convencido que si continua en esta línea puede convertirse en un director más que notable.

Para finalizar, Fassbender y Kurzel vuelven a reunirse en la que será la siguiente película del director, ya que está preparando la adaptación del videojuego Assassin´s Creed con el actor alemán como estrella de la función. Para todos aquellos que no saben de que va el juego, os diré que la saga gira alrededor de la rivalidad entre dos antiguas sociedades secretas: Los Asesinos y Los Templarios, y su protagonista es un camarero descendiente de Asesinos de gran linaje, que es secuestrado y enviado atrás en el tiempo para revivir la memoria de sus antepasados.

Hillman

Escribe un comentario