Blog de Cine

Drive (2011)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 7.8/10 (6 votes cast)

Nota: 9

Dirección: Nicolas Winding Refn

Guión: Hossein Amini (Novela: James Sallis)

Reparto: Ryan Gosling, Carey Mulligan, Brian Cranston, Albert Brooks, Ron Perlman, Oscar Isaac

Fotografía: Newton Thomas Sigel

“Drive” es cine de alto voltaje; es una película de acción y a la vez un drama con cierto halo místico; es un film que rebosa clase en cada una de sus secuencias. Nicolas Winding Refn (Bronson, Valhalla Rising) inaugura con ella un nuevo género, el “cine de acción metafísico”, protagonizado por un personaje que aparecerá dentro de muy poco en las camisetas de adolescentes de medio mundo; porque si hay algo que tiene “Drive”, entre muchas otras cosas, es un poderío visual desbordante, gracias al cual muchas de sus imágenes quedarán grabadas a fuego en la memoria de todo aquel que las vea.

Argumento: Driver (Ryan Gosling) es conductor especialista de cine de día y conductor para fugas por la noche. Shannon (Brian Cranston) mentor y jefe de Driver, desde que se dio cuenta de su talento conduciendo, le busca directores de cine o televisión para participar en sus películas, o criminales que necesiten al mejor conductor para sus fugas, llevándose comisión en ambos casos. Pero el mundo de Driver cambia el día que conoce a Irene (Carey Mulligan) y a su hijo…

La mano de Nicolas Winding Refn se aprecia en cada plano de esta película, distanciándola de todo el cine impersonal que se produce hoy día y confirmando que sus anteriores trabajos no eran fruto de la casualidad. El estilo que le había caracterizado hasta el momento sigue siendo reconocible en su última obra, aunque  ésta sea notablemente mas accesible que su antecesora -“Valhalla Rising”, una de las películas europeas mas potentes e impactantes de los últimos tiempos- y haya sido producida en Estados Unidos.

A pesar de esto último, “Drive” mantiene dos constantes que ya dominaban el cine de su autor en anteriores trabajos: un tratamiento muy peculiar de la violencia y un protagonista muy bien definido.

Respecto al primer punto, la violencia en el cine de Winding Refn se caracteriza por ser contundente, seca, despiadada y explosiva; en definitiva, diferente, como en su época lo fue la filmada por Sam Peckinpah (“Grupo Salvaje”, “Perros de Paja”). Al igual que sucede en las obras del americano, las secuencias violentas concebidas por el director danés son brutales y realistas, pero a la vez líricas y poéticas, provocando sensaciones contradictorias en el espectador, que se debate entre la admiración y el rechazo. Al terminar de ver “Drive”, hay una secuencia que no podrás quitarte de la cabeza en mucho tiempo y que representa fielmente lo comentado anteriormente; gracias a ella no volverás a pensar en los ascensores como esos lugares en los que sólo se producen conversaciones banales a cerca del tiempo.

En cuanto al protagonista de sus dos ultimas películas (a pesar de que, curiosamente, el guión de Drive no sea suyo), se trata de un tipo misterioso, introvertido, de procedencia desconocida y destino aun mas incierto, con una mirada tan intensa como su sentido de la justicia, y con una fuerza física descomunal, que solo emplea para saciar su desmedida sed de venganza. Ryan Gosling -futura super-estella, háganme caso- no solo consigue estar al nivel del nunca suficientemente elogiado Mads Mikkelsen en “Valhalla Rising”, sino que aporta su propia versión del héroe “Refniano” (poses de Steve McQueen circa “Bullit” incorporadas), añadiéndole una sensibilidad especial de la que antes carecía, aunque el espectador siga teniendo la sensación de que parece haber salido del mismo infierno y está en la tierra para purgar sus pecados. Cuando “el conductor” -desconocemos el nombre del personaje interpretado por Ryan Gosling, al igual que el de Mikelssen en “Valhalla Rising”- mira, transmite una serenidad y una confianza en si mismo prácticamente sobrenaturales; cuando actúa, parece haber sido poseído por mil demonios.

A través del personaje de Carey Mulligan, Nicolas Winding Refn añade un componente femenino- ausente en sus últimos trabajos-, que le permite ampliar el registro de su protagonista y componer una sencilla historia de amor. En esta ocasión, las motivaciones del protagonista proceden de un sentimiento humano, como si se tratara de un ángel justiciero que defiende el amor a través del uso despiadado de la violencia.

En el aspecto interpretativo, “Drive” es mucho más que sus actores principales ; el director danés se ha rodeado de un plantel de secundarios de primera línea para su desembarco en los Estados Unidos; Brian Cranston, alma mater de las series Breaking Bad y Malcolm, vuelve a demostrar que está llamado a grandes hazañas en el mundo del cine a pesar de su edad, poniéndose en la piel del jefe de Gosling; Albert Brooks compone uno de esos malvados que no olvidas fácilmente, que resultan verdaderamente aterradores al no saber cuando va a dar la cara el animal que llevan dentro.

“Drive” es cine de autor, pero no es ese tipo de película en la que el director quiere hacerse notar porque sí. Estamos ante una película fresca, diferente, con vocación de clásica, que no podrás quitarte de la cabeza en mucho tiempo; sus personajes, sus persecuciones -tan diferentes a lo que estamos acostumbrados a ver-, su magnífica y omnipresente banda sonora, su portentosa fotografía (increíble que su responsable sea Newton Thomas Sigel, responsable de la nefasta fotografía de “La Conspiración“), sus situaciones… Cuando desaparezcan sus títulos de crédito finales, necesitarás volver a verla para experimentar una vez más las sensaciones que te ha provocado. Nunca volverás a sentir el volante de un coche en tus manos de la misma manera. “Drive”.

Carlos Fernández Castro

http://youtu.be/TDGXvvytqUQ

Drive (2011), 7.8 out of 10 based on 6 ratings
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

2 Comentarios

  1. Es una película especial. Yo la vi hace un par de meses en casa, y llevo semanas esperando el estreno para poder ir a disfrutarla al cine. Hacia mucho tiempo que no me pasaba con una película, las tremendas ganas de volverla a ver y en este caso a paladearla y saborearla de nuevo. Tanto es asi, que tengo el blu-ray en preorder desde hace un mes y esta semana me he leído la novela de James Sallis en la que se basa y que supera con mucho.

    Para mi es la mejor película del 2011. Las habrá mejores, pero esta es la que mas emociones ha conseguido provocarme y la que mas dentro se me ha metido.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    • Unai, suscribo todo lo que comentas desde la primera a la última palabra.
      Mi sensación fue la misma al verla dos veces en castellano y en V.O.S., el verla nuevamente…….
      No es una película 10, pero sí sobradamente 9, y desde luego la mejor del 2011

      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Escribe un comentario