Blog de Cine

Valor de ley (True Grit) (2010)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Nota: 8

Dirección: Ethan y Joel Coen

Guión: Adaptación de la novela de Charles Portis por Ethan y Joel Coen

Reparto: Jeff Bridges, Hailee Steinfield y Matt Damon

Fotografía: Roger Deakins

EN BREVES PALABRAS (para los impacientes)

En ocasiones, la magia del cine consigue que una película sencilla, con un argumento que, a priori, no despierta un especial interés, se convierta en una historia que cautiva a espectadores de todo el mundo. “Valor de ley” es una de esas obras que, cimentadas quizás más en lo visual que en lo narrativo, consiguen transmitir belleza y verdad. Resulta chocante que los hermanos Coen hayan realizado una película de este tipo; ellos que han sido durante tantos años los adalides del cine con señas propias, cine de autor. Sin embargo, han demostrado que su talento va más allá de lo visto hasta ahora y quizás, con su obra menos personal, han conseguido su mayor éxito de público.

SI QUIEREN PROFUNDIZAR…

Mi primer encuentro con la obra de Ethan y Joel Cohen perdura en mi recuerdo con asombrosa nitidez. Fue una mañana de verano del año 1991 en la casa de un amigo, y la sensación de estar viendo algo diferente y único, se apoderó de mí durante aquellos increibles minutos. La película era “Muerte entre las flores” y  desde entonces mi relación con el cine de estos dos hermanos ha sido de absoluta admiración, salvo alguna más que justificada excepción (“Crueldad intolerable” y “Ladykillers”). En “Valor de ley”, adaptan la novela homónima de Charles Portis que cuenta la historia de una niña de 14 años, Mattie Roos (Hailee Steinfeld), que viaja al pueblo donde han asesinado a su padre para hacerse cargo de los tramites del sepelio. Su segunda intención es encontrar a alguien que la ayude a encontrar y matar al autor del asesinato, Tom Chaney (Josh Brolin). El elegido para esa tarea es Rooster Cogburn (Jeff Bridges), un alguacil sin muchos escrúpulos y amigo de la botella. Pese a que al comienzo la relación entre ellos no sea precisamente fluida, con el transcurrir del viaje, que les llevará a territorio indio en busca del asesino, llegaran a sentir verdadero aprecio y respeto el uno por el otro. Se les unirá en la búsqueda el orgulloso ranger de Texas LaBoeuf (Matt Damon), personaje, en ocasiones un tanto patético, que lleva tras la pista de Tom Chaney desde hace mucho tiempo, sin ser capaz tan siquiera de acercarse a él.

Los primeros minutos de “Valor de Ley” son una declaración de principios en toda regla. Los Coen dejan claro desde el comienzo, que su intención es hacer una obra con un marcado matiz clásico, con aroma a cine de siempre. No creo que Ethan y Joel pudieran pensar allá por 1984, cuando estrenaron “Sangre fácil”, que su película más taquillera tras 27 años de profesión sería un western de corte clásico; si es que a “Valor de Ley” se la puede tildar como tal, que habría mucho que discutir. También resulta irónico que, dicho lo anterior, la dirección de los Coen sea lo menos brillante de un largometraje en el que las actuaciones, en especial la de Hailee Steinfeld, son sobresalientes; la banda sonora de Carter Burwell brinda el mejor de los fondos y la fotografía es simplemente grandiosa, de un detallismo casi enfermizo. Y es que merece especial mención el trabajo de uno de los mejores directores de fotografía en la actualidad, Roger Deakins. El 9 veces nominado al Oscar pone la fotografía al servicio del guión, haciendo que cada plano en “Valor de ley” sea una pequeña obra de arte. Hay muchos ejemplos de su genialidad, aunque me quedo con dos en especial: el primer plano fijo de la película en el que, poco a poco, nos vamos acercando a un cuerpo inerte en el suelo mientras nieva, y en segundo lugar, la escena del juicio en la que creo que la riqueza cromática y la cuidadísima iluminación esta sólo al alcance de unos pocos elegidos.

Si algo se le puede reprochar a esta película es que, con personajes que parecen tener mucho que contar, se pase muy por encima de ellos, sin profundizar. Creo que esto es algo buscado intencionadamente; en primer lugar por el autor de la novela y, consecuentemente, por los Coen, al intentar dar coherencia a ese interés. Lo importante es la aventura, el viaje; da igual como ha llegado el Quijote a ver lo que ve, lo importante es su lucha con los molinos que el cree gigantes. Pese a que esa pueda ser la intención, entiendo que los puristas del cine “Coen” queden un tanto decepcionados al no encontrar en “Valor de ley” ese tratamiento de los personajes al que nos tienen acostumbrados. Pese a ello, la película funciona porque su pulso narrativo lleva al espectador en volandas desde el principio al fin, la relación entre los dos personajes principales surge de  una manera natural y creíble, y por último porque técnicamente es impecable; la fotografía y la planificación de cada uno de los planos que componen “Valor de ley” son un ejemplo para los estudiantes de cine.

En definitiva, quizás no es lo que muchos esperaban de un western en manos de lo Coen, pero el resultado final es una magnífica película que llega al público.

David Rubio Lucas

Etiquetas: , , , , , , , ,

2 Comentarios

  1. hola, efectivamente, quizas se espera algo más de los cohen, pero obviando eso, coincido con la poca profundidad que se da a los personajes, parece la película querer testimoniar unos hechos , pero de manera preciosista.
    Me gustaría comentar que la escena del padre muerto me parece grandiosa, porque al principio la pelicula me pareció mejor que en la segunda mitad.
    No se han mencionado los diálogos, que no sé si se adaptan mucho del libro original o de la primera versión, pero me parecen fenomenales, de un humor y crudeza y concisión sublimes, y realmente configuran mucho los personajes, la verborrea ácida de Mattie y las frases lapidarias de Cogburn ,”si querían ser enterrados que se hubiesen hecho matar en verano”, y tantas, me parecen algo también a considerar, porque realmente es una peli de ver las imagenes y escuchar los diálogos en mi opinión. la historia es bien conocida y realmente el seguirla sin mucha aportación personal es donde puede flojear, pero si las imágenes permanecen bonitas, a mí me gustó mucho también la iluminación de las escenas nocturnas en las cabañas y lo original de un tiroteo nocturno donde el escenario era más importante que la acción que si consigueque mantengas el aliento al estilo de los mejores western.
    Por tramos se me hizo un poco lenta.
    Un saludo y seguid con vuestro buen trabajo

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. Me gustó mucho Valor de ley, y coincido bastante con el comentario. Pero para ser un western, precisamente profundiza en los personajes, dadas las características del género, y ese es su mérito. Clásico con el sello particular coeniano. Y despejando incógnitas entre los que ya empezábamos a dudar dados sus derroteros últimos.
    Saludos!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Escribe un comentario