Blog de Cine

“Hollywood Pre-código 2ª Parte“ (1928-1934).

La época pre-código supuso un cambio radical en el  papel de la mujer en el cine. Indudablemente el nuevo protagonismo femenino no fue achacable ni a un repentino interés por la figura de la mujer en la sociedad, ni por la búsqueda de la igualdad, ni tan siquiera por una corriente de pensamiento socio-cultural que buscara la renovación, en este aspecto, de las artes americanas. Simplemente los estudios se sirvieron de las mujeres para buscar el sensacionalismo, el morbo y el escándalo suficientes para  llevar a más público a las salas de cine . Es evidente que, a pesar de que se buscara más el provecho económico que la calidad artística, el resultado final fue que muchas actrices se convirtieron en auténticas estrellas de cine, ganando un protagonismo, en muchos casos, mayor que el otorgado a los papeles masculinos, e incluso, como veremos después, una actriz llegó a salvar de la quiebra a un importante estudio.

.

LA SEXUALIDAD.

.

. “El carácter sagrado de la institución del matrimonio y del hogar será mantenido. El adulterio y todo comportamiento sexual ilícito, a veces necesarios para la Intriga, no deben ser objeto de una demostración demasiado precisa, ni ser justificados o presentados, bajo un aspecto atractivo.”

.

Fueron muchas las películas que abordaron directa o indirectamente temas relacionados con el adulterio, aunque quizás fue la película de la Metro Goldwyn Mayer ” La divorciada” de 1930 (The divorcee) la primera en abordar el tema directamente creando gran revuelo entre el sector más conservador de la sociedad norteamericana. La protagonista (Norma Shearer), engañada por su marido decide vengarse acostándose con su mejor amigo. Su actuación le valió un Oscar. Curiosamente esta película fue producida por Irving Thalberg, promotor del primer código y uno de los personajes más interesantes del Hollywood de aquellos años. Conocido como el ” Wonder Boy”  por su juventud y facilidad para producir grandes éxitos de taquilla, fue el precursor de las denominadas “películas de productor”. Suyas fueron obras tan importantes como “Ben-Hur”, “Tarzan de los monos” o “Una noche en la ópera” por citar alguna.

.

.

Volviendo a lo que supuso en aquella época el estreno de la película, dos fueron los detalles que desencadenaron la  indignación del “sector conservador” ; en primer lugar, que fuera precisamente uno de los autores del código el que produjera una película que lo infringía abiertamente y, en segundo lugar, que la actitud que adoptaba el personaje de Shearer  era ciertamente descarada y parecía transmitir el siguiente mensaje : ” si un hombre puede ser infiel por qué una mujer no va a flirtear con quien quiera”. Por supuesto, después de estar divorciada e ir conquistando hombre tras hombre se arrepentía de aquel comportamiento y volvía con su marido al que nunca había dejado de amar.

La propia Norma Shearer, de nuevo producida por su marido, estrenaría poco después “Un alma libre” 1931 (A free soul). Esta película narra cómo la hija de un importante abogado inicia una intensa relación sexual con un gángster interpretado por Clark Gable (en el que seria su primer papel importante). Otra vuelta de tuerca más en lo que, según el código, no debía mostrarse en las películas.

También en 1931 se estrenaría “Enfermera de noche” (Night nurse), una película clásica de la era pre-código, con gángsters, una sexualidad que inunda toda la película con numerosas escenas en las que aparecen enfermeras en ropa interior y una primera escena de cámara subjetiva digna de mención.

.

..

Pero lo más relevante de “Night Nurse”, aparte de servirnos como ejemplo de película pre-código, es que fue uno de los primeros papeles principales de la gran Bárbara Stanwick. Actriz llena de fuerza, talento y carisma, fue sin duda la estrella más importante del Hollywood de aquellos primeros años 30. Antes de “Night Nurse” ya había rodado “Ilícito” 1931 (Illicit) y “Mujeres ligeras” 1930(Ladies of Leisure) su primera película con Frank Capra con el que sería muy prolífica durante los las décadas de los 30 y 40. Su enorme versatilidad la llevó a aparecer en géneros tan distintos como la comedia, el western, el melodrama o el cine negro. Al margen de Capra, trabajó para los mejores directores de la época; Howard Hawks, Cecil B. de Mille o Fritz Lang tuvieron la suerte de tenerla en algunos de sus repartos. Sin duda su obra cumbre fue Perdición, una de las obras maestras de la historia del cine, de la mano del gran Billy Willder en su única incursión en el cine negro . En 1933 participaría en “Carita de Angel”  (Baby face) indudablemente una de las películas más extravagantes y lascivas de la era pre-código. En ella se nos presenta a una Barbara Stanwyck licenciosa, sórdida y llena de fuerza y determinación. La película nos muestra como una mujer utiliza su sexualidad para lograr un status social más alto engatusando a hombres cada vez más importantes. El mensaje que transmitía no dejaba lugar a dudas: las mujeres pueden manipular con sexo a los hombres y tener éxito en la vida. Aunque también es verdad que el final vuelve a servir como redención para el personaje, tiene que elegir entre el dinero y el amor y ella  ya sabe lo que verdaderamente la hace feliz…

.

.

Hubo dos actrices que destacaron especialmente en la era pre-código por su sensualidad y atrevimiento. Una de ellas fue Mae West, considerada el primer símbolo sexual y mujer fatal de la historia del cine. Gozó de un enorme poder de decisión en las películas en las que participaba; era escenógrafa, guionista y , además, elegía a sus compañeros de reparto. Provocativa, segura de sí misma y de su talento para el espectáculo, fue seguramente la actriz mas influyente de Hollywood en mucho tiempo. Fue ella quien evitó la quiebra de la Paramount, descubrió  a un jovencísimo Cary Grant y ademas, cobrando por todo ello más que cualquiera de las actrices de entonces, fue la actriz mejor pagada. Dotada de un innegable don para la comedia y , en especial,  para los dobles sentidos  fue autora de frases que ya forman parte de la historia del cine como:

“¿Tienes una pistola en tu bolsillo o es que te alegras de verme?”.

“Creo en la censura,después de todo, he hecho una fortuna a su costa”.

“Cuando tengo que escoger entro dos tentaciones malvadas siempre escojo la que nunca he probado”.

“Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, soy mejor”.



.

La otra actriz que marcó los primeros años 30 fue Jean Harlow, más cercana a lo que hoy en día conocemos como símbolo sexual. En gran mediada se hizo famosa por ignorar completamente la moral de la época. Harlow sirvió como modelo a la propia Marilyn Monroe años después. Desgraciadamente tuvo una carrera cinematográfica muy corta ya que murió de uremia con tan solo 27 años (existen otras teorías) mientras rodaba “Saratoga” junto a Clark Gable.  El año 1932 fue el de su consagración como estrella de Hollywood. Rodó dos películas que cosecharon un gran éxito de público aunque no tanto de crítica: “La Pelirroja” ( The red head) y más tarde “Tierra de pasión” (Red dust) que  la encumbrarían como la actriz con mayor magnetismo y morbo de la época. Fueron muy destacados sus romances, que contribuyeron a su ascenso a la fama,con personajes tan insignes de la época como Howard Hughes, Clark Gable, Charles Chaplin y William Powell. Aunque quizás no tan dotada para la actuación como las mencionadas anteriormente , fue sin duda un personaje mítico del Hollywood de los años 30 y seguramente el más rompedor con las normas pre-código que se intentaban aplicar.

Toda esta producción cinematográfica alejada de las normas morales tuvo su fin a mediados de 1934. En la tercera y última parte del estudio veremos como finalmente el código se aplicó con severidad y que consecuencias tuvo durante los llamados años de oro de Hollywood.

David Rubio Lucas

IR A 3ª PARTE


VN:F [1.9.22_1171]
Danos tu valoracion de la pelicula, serie o artculo
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Escribe un comentario