Blog de Cine

63 Edición el Festival Internacional de Cine de San Sebastián (Crónica del 22 de Septiembre de 2015)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Después de una jornada moderadamente satisfactoria, afrontaba el día con ganas de bucear en la sección oficial y encontrar candidatas a disputar a ‘Amama’ su condición de favorita personal a la Concha de Oro. Las elegidas fueron el ultimo trabajo de Ben Wheatley (Kill List) y la esperadísima nueva película de Agustí Villaronga (Pa Negre). Asimismo, no me pude resistir a incluir a Woody Allen en mis planes, así como una Perla titulada ‘Taxi Teheran’. Os cuento cómo ha ido mi cuarta jornada en San Sebastián.

872x336

High-Rise (Sección Oficial) Nota: 4

Si alguna vez habíais pensado que Ben Wheatley es un director inclasificable, ‘High-Rise’ no solo confirmará vuestras impresiones, sino que también las reforzará contundentemente. Pero algo ha cambiado en su forma de hacer cine. Sin justificación aparente, la originalidad de sus anteriores trabajos ha sido sustituida por una imperdonable dispersión narrativa y una incapacidad manifiesta para transmitir ideas.

Porque, aunque no lo parezca durante gran parte de su metraje, la sexta película del británico pretende lanzar un mensaje anticapitalista, algo que sólo podemos deducir de su patético plano final. Ante semejante esperpento, actores de la talla de Tom Hiddleston, Sienna Miller, Luke Evans, y Jeremy Irons solo aspiran a mantener el tipo y no caer en el más espantoso de los ridículas. Apuesto a que si les preguntáramos por sus personajes, no alcanzarían a responder mas que un amplio abanico de onomatopeyas y resoplidos varios.

Irrational Man (Perlas) Nota: 6,5

No os hagáis ilusiones, el Woody Allen de ‘Delitos y Faltas’ y ‘Match Point’ nunca volverá. Pero de vez en cuando, sus películas contienen destellos de genialidad (antaño constantes, actualmente esporádicos) que justifican su visionado. ‘Irrational Man’ nos devuelve al Allen en el que el drama pesa mas que la comedia, retomando conceptos como la culpa, la infidelidad, y el deseo.

Emma Stone y Joaquin Phoenix en Irrational Man

El hecho de que no estemos ante una obra significativa dentro de su filmografía, no impide reconocer sus numerosas virtudes: un ritmo ágil, el acertado empleo de las voces en off, los inesperados giros de guión, y unas interpretaciones convincentes. Como era de esperar, Joaquin Phoenix da la talla en su debut con el neoyorquino, mientras que Emma Stone se consolida como chica Allen. Al contrario que en sus trabajos recientes, el guión contiene elementos más arriesgados que denotan una mayor dedicación la escritura y a la concepción de sus situaciones. Superior a la media de las producciones actuales, pero, una vez mas, indigna de su talento.

Taxi Teherán (Perlas) Nota: 6,5

Jafar Panahi nunca será lo suficientemente reconocido por sus constantes y arriesgadas reivindicaciones. Sin embargo, a la hora de valorar su cine no deberíamos tener en cuenta las condiciones en las que está filmando desde que en 2010 fuera condenado a no realizar películas, no salir de su país, y no poder conceder entrevistas. Por esta misma razón, considero su última película tan admirable como meramente anecdótica.

Jafar Panahi en Taxi Teherán

‘Taxi Teherán’ no destaca por sus aportaciones cinematográficas, pero sí demuestra que a este cineasta le sobra talento e inteligencia para rodar en las condiciones más precarias y salir airoso del reto. Manteniéndose al volante de un taxi, Panahi nos presenta a varios personajes/pasajeros, a través de los que expone algunos de los problemas sociales y políticos de su país. La espontaneidad y el cálculo se alternan a lo largo del metraje de esta peculiar y admirable obra.

El Rey de la Habana (Sección Oficial) Nota: 1

Cualquiera que haya visto alguna película de Agustí Villaronga, no dará crédito a sus ojos cuando asista a los créditos finales de ‘El Rey de la Habana’. Tras el éxito incontestable de ‘Pan Negro’, las expectativas ante su nuevo proyecto eran muy altas, razón por la que sorprende su escasa calidad y la ausencia de todas y cada una de las virtudes que caracterizaban su anterior trabajo.

He de confesar que durante el visionado de ‘El Rey de la Habana’ he sentido vergüenza ajena en demasiadas ocasiones. Y no solo a causa de su guión folletinesco, la sucesión de situaciones a cual mas ridícula, el abuso de escenas sexualmente explícitas, sus nefastas interpretaciones, y su excesivo metraje, sino también por la incapacidad del director a la hora de imprimir el tono adecuado en cada momento. Algo está fallando cuando una película vocacionalmente dramática provoca risas constantes en el patio de butacas. Y es que nada es creíble en la historia de este adolescente cubano que sobrevive en los bajos fondos de la Habana e intenta escapar de un triángulo amoroso destinado a la tragedia. La sección oficial de nuestro festival mas importante no merece semejante falta de respeto. Que nos sirva de lección para próximas ediciones.

Carlos Fernández Castro

Etiquetas: ,

Escribe un comentario