Blog de Cine

Roma (2018)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Poster de Roma de CuaronNota: 9

Dirección: Alfonso Cuarón

Guión: Alfonso Cuarón

Reparto: Yalitza Aparicio, Marina de Tavira, Marco Graf, Diego Cortina Autrey, Carlos Peralta, Daniela Demesa, Nancy García García, Verónica García

Fotografía: Alfonso Cuarón, Galo Olivares 

Duración: 135 Min.

Que de Roma se hablará dentro de cien años en las escuelas de cine -como, pongamos por caso, de El cantor de jazz (The Jazz Singer, Alan Crosland, 1927) o de Toy Story (John Lasseter, 1995)- es un hecho. El último largometraje de Alfonso Cuarón desprende (como los dos ejemplos citados) el aroma de lo primigenio, del cambio, de algo que marca un ligero punto de inflexión en la Historia del cine. A saber: que es la primera película triunfadora en un gran Festival (León de Oro en Venecia) producida íntegramente por una plataforma digital (Netflix) y, por ello, no realizada a priori para su estreno en salas. Por la misma razón, como aquellas dos cintas, la del mejicano se ve de algún modo ensombrecida por la sospecha de si el cambio es para bien o para mal, de si ayuda o entorpece, enaltece o desvirtúa la naturaleza misma del séptimo arte. La discusión está echada, y se antoja ya ineludible (e irreversible).

Aun a riesgo de equivocarse, el que suscribe estas líneas -no ignorando lo quijotesco de su empeño- quisiera romper una lanza en favor de la proyección en salas. Más aún después de haber visto en pantalla grande el film que nos ocupa. Tras su disfrute en tales circunstancias parece cuanto menos una provocación el hecho de que precisamente Roma haya sido elegida la puerta grande por la que entre definitivamente el gran cine a las plataformas digitales. Y cuanto más, un escándalo. Da escalofríos (o algo de rabia, incluso), pensar que habrá quien fagocite sus ultrapanorámicos 65 mm en un iPhone, o quien oiga con auriculares o unos altavocillos de medio pelo una de las mejores ediciones de sonido que se han hecho desde la de Gravity (2013), también de Cuarón.

Roma de Cuarón

Dejando a un lado purismos varios: Roma es una perla, como Cleo (inconmensurable Yalitza Aparicio), la empleada del hogar que protagoniza una historia a primera vista como de culebrón, pero cuya excelencia cinematográfica sumerge al espectador en las profundidades de un fondo humanista de extraordinaria riqueza. Cabe destacar dos de los elementos que apuntalan tal excelencia. De un lado, apabulla la planificación exhaustiva de la puesta en escena y de los movimientos de cámara, plagados de lentas panorámicas horizontales que se relacionan en armónica coreografía con los desplazamientos de los intérpretes dentro del plano. Por otra parte, la narración realista apoyada en una continua -casi ritual- repetición de significantes, constituye un buen ejemplo de aquel estilo trascendental que definiera Paul Schrader en su célebre opúsculo[1]. Por ello, no sorprende que el clímax de la película (lo que Schrader llama estasis) sea la escena que muestra a Cleo (que no sabe nadar) adentrándose en el océano con la sencillez del que puede caminar sobre las aguas, como si se tratase -al modo de la resurrección de Ordet. La palabra (Ordet, Carl-Theodor Dreyer, 1955)- del más natural de los milagros.

Al igual que en aquel caso, el espectador no puede por menos que engullir una solución contraria a la que hubieran esperado sus ojos y su razón, pues esta ha sido meticulosamente preparada desde el comienzo mismo del metraje. Se podrán discutir algunas decisiones formales o su propuesta estética, no carente de riesgo ni del cierto aire de prepotencia tan habitual en los directores mejicanos. Pero parece indiscutible que la oda humanista de Cuarón, inserta en el espacio comprendido entre un pavimento plagado de cacas de perro y unas escaleras que ascienden literalmente hacia el cielo, es un pequeño monumento a aquellos que, desde siempre y en todas partes, sacan el mundo adelante, y son a la vez amados y odiados por ello. Es decir, la buena gente.

[1] Schrader, P.: El estilo trascendental en el cine (Ozu, Bresson, Dreyer), Ed. JC Clementine, Madrid, 2008.

Ruben de la Prida Caballero

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario