Blog de Cine

Beginning (2020)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Con el aval de los mayores galardones del último Festival de San Sebastián —donde recibió nada menos que los premios a mejor película, dirección, guion y actriz protagonista— se estrena este primer largometraje de la cineasta georgiana Dea Kulumbegashvili. Ciertamente es una obra de envergadura, poseedora de una poética propia, aunque resultará más valorada por la cinefilia que por el público general.

Un largo plano al principio cuenta el inicio de una ceremonia en una capilla de testigos de Jehová que se ve interrumpida por un ataque con cócteles molotov. Es un encuadre fijo, en plano general, que tiene en cuenta el fuera de campo, con sonido directo (o construido como tal), colores apagados y sin música añadida; esta misma estrategia narrativa será empleada en el otro momento de violencia, asimismo un plano secuencia. A partir de ese atentado, que incendia y destruye por completo la iglesia, se cuenta la vida ulterior del pastor David, su esposa Yana y el hijo común, un niño de unos 12 años bastante sobreprotegido. La policía le exige al pastor que destruya la grabación de una cámara que permitiría identificar a los autores del ataque y le recomienda no denunciar el hecho.

Obviamente se trata del rechazo que suscita la minoría religiosa de los testigos en una comunidad tradicional como la del país transcaucásico, mayoritariamente cristiano ortodoxo. La historia se basa en casos reales y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Georgia por violencia religiosa en dos ocasiones y ha obligado a indemnizar a las víctimas, pues funcionarios públicos participaron en ataques a los testigos de Jehová. Ese modo de intolerancia se suma a otros, como el fuerte patriarcado y el machismo que justifican agresiones a las mujeres.

Begining se plantea, principalmente, como una historia con valor de denuncia de la discriminación de las mujeres, su objetualización, y de la intolerancia hacia los “otros”; es la Georgia gris de ahora mismo, como podía ser la España de hace no tanto (y, en algunos aspectos, la actual) u otras regiones de Europa. El desprecio hacia las mujeres alcanza la máxima expresión en humillar a las víctimas haciendo que tengan que pedir perdón por las agresiones sufridas. Y esto por parte de quien, a su vez, es víctima… Complementariamente, la cineasta da algunas pinceladas sobre ese mundo de mujeres y madres de la Georgia rural en el que los hombres están ausentes.

Kulumbegashvili tiene un estilo reconocible entre nuevas generaciones de cineastas más interesados en construir miradas, propiciar reflexiones y dejar un hueco a los espectadores en sus relatos que en contar historias que desarrollen conflictos con personajes inequívocos. La directora maneja con maestría las elipsis, dando lugar a un relato impresionista, puro bosquejo que no necesita demasiadas explicaciones, y, sobre todo resulta muy elocuente el fuera de campo: la mayoría de los encuadres son fijos, las tomas tienden a prolongarse y lo que no vemos puede tener tanta fuerza como lo que aparece en el plano, como se demuestra en varias ocasiones. Asimismo maneja con sabiduría el tiempo interno del relato: tiende al acto teatral con pequeños cuadros en tiempo real y omite segmentos completos.

A pesar de que no satisfará a todos y de que requiere un espectador motivado, Beginning es una película notable, tanto por su estética particular, muy creativa en elipsis visuales y temporales, como por la denuncia de la intolerancia criminal en sociedades presuntamente democráticas.

José Luis Sánchez Noriega

Etiquetas: , , , , , , ,

Escribe un comentario