Blog de Cine

Ser y tener (Être et avoir, 2002)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

El mundo necesita héroes como Georges Lopez. Y cineastas como Nicolas Philibert que inmortalicen sus hazañas en documentales como Ser y tener. En sus imágenes, la emoción es incontenible cuando se observa el empeño de su protagonista en extraer el mejor ser humano posible de cada uno de sus alumnos.

A lo largo de su hora y media de metraje, comprobamos que una educación óptima es más una cuestión de voluntad que de capacidad. La cámara de Philibert observa pacientemente la interacción entre profesor y alumnos en la única clase del único colegio de un pueblo francés en mitad de ninguna parte. Niños de entre cuatro y once años conviven en el mismo aula sin que ello dificulte el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Huelga decir que este apasionante documento es todo un hallazgo en términos humanos y una exhibición de olfato narrativo por parte del director, que sabe exprimir en cada momento las posibilidades de cada situación. En muchas de estas ocasiones, somos espectadores privilegiados de la estrategia docente de un profesor vocacional, tanto a nivel escolar como a nivel personal. Lopez es firme y cariñoso, autoritario y sensible, todo lo que la enseñanza debería ser y no es.

Philibert demuestra su dominio sobre la propuesta narrativa al alargar la duración de algunos planos que, inicialmente, parecen superfluos y acaban relevándose fundamentales por su contribución al discurso global. Asimismo, oxigena la narración con pequeñas visitas al hogar de algunos de los alumnos del señor Lopez y con planos del inhóspito entorno natural que envuelve la población en la que se desarrolla el documental.

Al mismo tiempo consigue ampliar el contexto de la narración para incrementar la carga emocional de la propuesta, que alcanza su punto más álgido en un plano aislado en el que el profesor habla sobre su infancia, su educación y su forma de entender el compromiso con su profesión. De esta manera, Ser y tener se erige en una canción de amor a todos esos profesores que cada día intentan dar lo mejor de sí mismos para mejorar nuestra sociedad y facilitar a sus alumnos las herramientas necesarias para ser unos adultos felices y equilibrados.

Carlos Fernández Castro

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario