Blog de Cine

Cinco Películas de los Hermanos Coen que no deberías perderte

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Desde su aclamado debut, los hermanos Coen no han dejado de sorprender a cinéfilos de medio mundo con cada nuevo proyecto. Si hay una meta a la que debe aspirar todo artista, es a distinguirse del resto. Y desde luego que el cine de Joel y Ethan es uno de los más identificables gracias a sus peculiares personajes, a las extrañas situaciones en que éstos se ven envueltos, a su gusto por la mezcla y la perversión de géneros, a la estética de sus películas, a su extravagante sentido del humor, a la estupidez de gran parte de sus protagonistas, y a su especial debilidad por los perdedores.

A pesar de sus flirteos con el cine comercial, y de sus aventuras con los grandes estudios, los cineastas judíos han mantenido casi siempre su integridad. Algunas películas como “Muerte entre las Flores”, “Fargo”, o la reciente “A Propósito de Llewyn Davis” podrían haber formado parte de las elegidas para esta ocasión, pero se quedaron en el camino de la siempre dolorosa criba. Otras jamás deberían haber sido rodadas. En este artículo, repaso las cinco películas que han hecho de los Coen unos de los cineastas más importantes de las últimas décadas.

Sangre Fácil (Blood Simple) (1984)

Reparto: John Getz, Frances McDormand, Dan Hedaya, M. Emmet Walsh

Fotografía: Barry Sonnenfeld

Uno de los debut cinematográficos más sorprendentes de las últimas décadas. Todavía no se aprecia el estilo de los Coen en toda su magnitud, pero empiezan a apreciarse un gusto por la transgresión de los géneros más tradicionales, y un talento innato para la creación de imágenes inolvidables. En manos de los cineastas judíos, el cine negro adquiere una nueva dimensión. El ambiente decadente y sus despreciables protagonistas componen una película pesimista y con vocación de tragedia. Original, intensa y sorprendente.

Barton Fink (1991)

Reparto: John Turturro, John Goodman, Judy davis, Michael Lerner, Jon Polito, Tony Shalhoub

Fotografía: Roger Deakins

En pleno proceso de escritura de “Muerte entre las Flores”, los Coen decidieron tomarse una semana de vacaciones para superar el bloqueo narrativo que les impedía rematar su argumento. Lejos de dedicarse a holgazanear, optaron por una terapia de choque: escribir una película sobre un autor teatral que es contratado para escribir un guión en Hollywood, y que de repente sufre un bloqueo narrativo. No existe una catarsis mejor, que escribir sobre algo que conoces de primera mano, para lograr superarlo. “Barton Fink” es una obra especialmente oscura dentro de su filmografía, que cuenta con algunos de sus mejores personajes, y hace gala de una atmósfera realmente sofocante.

El Gran Lebowski (The Big Lebowski) (1998)

Reparto: Jeff Bridges, John Goodman, Steve Buscemi, Julianne Moore, John Turturro

Fotografía: Roger Deakins

Probablemente su película más emblemática y la más conocida por el gran público. Joel y Ethan retoman el cine negro, y lo combinan con la comedia surrealista de “Arizona Baby”. Todo funciona en “El Gran Lebowski”; desde su magnífico protagonista, versión californiana y fumada de Homer Simpson, hasta los secundarios más insignificantes en términos de permanencia en pantalla (inolvidable John Turturro en la piel del depravado Jesus Quintana); desde un rocambolesco argumento propio del noir, hasta la desbordante imaginación en la puesta en escena. Los Coen se lo pasan bomba haciendo el gamberro, y el espectador es el principal beneficiado.

El Hombre que nunca estuvo allí (The Man who Wasn’t There) (2001)

Reparto: Billy Bob Thornton, Frances McDormand, James Gandolfini, Tony Shalhoub, Scarlett Johansson, Jon Polito

Fotografía: Roger Deakins

Al igual que Jeff “El Nota” Lebowski, Ed Crane es un perdedor con todas las letras, un tipo sin grandes aspiraciones en la vida. Sin embargo, el personaje interpretado por Billy Bob Thornton rebosa melancolía por todos sus poros, acepta su triste realidad sin dejar espacio a la frustración, y hace de la resignación su estilo de vida. Los hermanos Coen reinciden en el cine negro, pero lo abordan desde un punto de vista novedoso en su filmografía. Una vez más, destaca la construcción de unos secundarios insólitos, que contribuyen de manera determinante al devenir del argumento. Ed Crane es el paradigma de una vida que se mueve en la dirección que sopla el viento, sometida al azar, y a los caprichosos designios de la (in)justicia humana.

Un Tipo Serio (A Serious Man) (2009)

Reparto: Michael Stuhlbarg, Richard Kind, Fred Melamed, Sari Lennick

Fotografía: Roger Deakins

Durante la mayor parte de su filmografía, los hermanos Coen han dedicado sus esfuerzos a reírse de los géneros cinematográficos, de buena parte de la cultura americana, de determinados estilos de vida…pero siempre habían mantenido un cierto respeto hacia la religión. “Un Tipo Serio” es probablemente su trabajo más arriesgado y personal. Las costumbres judías protagonizan las principales reflexiones de una película que destaca por su maquiavélico sentido del humor. Conscientes de la inmensa calidad de su guión, Joel y Ethan evitan la presencia de estrellas en su reparto, asegurándose la atención del espectador. Michael Stühlbarg se hace cargo de otro gran perdedor, en una filmografía ya de por si plagada de grandes ejemplares.

Carlos Fernández Castro

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario