Blog de Cine

Under the skin (2013)

VN:F [1.9.22_1171]
La valoracion de nuestros lectores:
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Los anteriores trabajos de Jonathan Glazer insinuaban que estábamos ante un director diferente, con una sensibilidad especial para el cine de gangsters (Sexy Beast) o el thriller sobrenatural (Renacimiento). Sin embargo, no hacían sospechar lo que nos brindaría su tercera película, una cinta de ciencia ficción metafísica y ajena a cualquier tipo de cliché.

No es ésta una obra de escritura concienzuda ni argumentos enrevesados, sino una apuesta por el poder evocador de la imagen, el montaje y el sonido. A los potentes encuadres de Glazer, capaces de estrangular nuestras pupilas a golpe de una concepción sofocante del espacio, se suma la taladrante partitura de Mica Levi, que actúa como el warning de John Williams en Tiburón y detenta un carisma muy similar a éste.

Under the Skin es un producto sensorial en el que el argumento está sometido a la construcción de la atmósfera y al poder de la insinuación. Su propuesta narrativa cuestiona el enjuiciamiento del espectador y, a través de la protagonista, propone una mirada objetiva hacia la naturaleza del ser humano: víctima y verdugo al mismo tiempo, un súbdito más de la ley del más fuerte que destierra la dicotomía del bueno y el malo.

Estamos ante ese tipo de arte que induce a un estado de ánimo: al igual que el personaje interpretado por Scarlett Johansson, los planos de Glazer engullen al espectador después de haberle deslumbrado con su elegancia y atractivo visual. Una planificación sencilla e imaginativa que enfrenta la belleza agreste de los paisajes escoceses a la sofisticación de un dispositivo narrativo repleto de elipsis y unos seres enigmáticos que progresivamente son seducidos por las virtudes ocultas de sus presas.

Al contrario que en otros ejemplos del género, Glazer pone el foco sobre las sombras más oscuras del ser humano, al que representa a través de un signo de interrogación: capaz de lo mejor y lo peor, compasivo y despiadado, bondadoso y perverso. No ocurre lo mismo con su protagonista, que experimenta una evolución de lo más interesante a partir del momento en que toma conciencia de sus actos. Es el instante en que el director, de manera indirecta y siempre a través de su personaje principal, señala los vicios más sonrojantes del ser homo sapiens sapiens.

Resulta interesante la división natural del film en dos partes que apuestan sus manos a palos diferentes: la ciencia ficción y el drama existencial. Una vez rebasado el punto de inflexión, el impacto visual es sustituido por un cine observacional que habla sin decir palabras y despliega su poderío emocional mediante un lirismo de incógnito. Y es que Under the skin es la obra de un seductor que enamora por la puerta de atrás y se instala permanentemente en la estancia principal de tu memoria.

Carlos Fernández Castro

Under the skin (2013), 10.0 out of 10 based on 1 rating
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario